¿Quién esta meciendo la cuna en la UNAM?

Que el doctor Enrique Graue, fuera electo Rector de la UNAM para un segundo periodo, parece no haber sido del agrado de algunos académicos, que en aquellos momentos aspiraron a ocupar la rectoría. Las intentonas de provocación para desatar movimientos de inconformidad para desatar la violencia e inclinar la decisión de la Junta de Gobierno a su favor no tuvieron éxito y resultó que, Enrique Graue, es hoy el Rector de la UNAM.

En aquellos días se comentaba en el medio político y en el universitario, que el Presidente tenía su propio candidato para ocupar la Rectoría Universitaria, a fin de ampliar su poder e influencia en el ámbito universitario y la ecuación daría como resultado que dos ciudades estarían bajo el poder e influencia de un solo hombre y eso no sería poca cosa. Sucedió que la ecuación falló y la matemática cambió los cálculos políticos.

Hoy parece que estamos ante otro intento para mover la silla que ocupa el Rector de la UNAM con paro de labores académicas en nueve planteles de la Máxima Casa de Estudio y 70 mil alumnos sin recibir clases; más la amenaza de estallar una bomba en la Preparatoria 5 de Coapa.

Tratar de desestabilizar a la Universidad utilizando feministas embozadas y violentas que exigen seguridad física a sus personas y a estudiantes que protestan por el fallecimiento de un alumno que no fue debidamente atendido por los servicios médicos universitarios, son criterios y puntos de vista compartidos por las autoridades universitarias, los padres de familia de los estudiantes y la opinión pública en general, pues cierto es, que no se debe tener al enemigo en casa atacando y violentando al estudiantado, en ese sentido subrayo, los criterios son afines.

Pero detener la enseñanza es un error que no se comparte pues va en contra del conocimiento, del desarrollo científico y humanístico. Es un atentado contra la ciencia, la cultura y la educación, sobre todo, cuando son impartidas sin costo por el Estado, a través de las instituciones de educación media y superior como es la UNAM.

Los momentos críticos por los que atraviesa el país en la economía de cero crecimiento, de inseguridad ciudadana que afecta a la mayor parte de la nación, a las actividades turísticas, a las inversiones productivas internas y externas; el aumento de la criminalidad, la división de la sociedad que se amplia a diario en las mañaneras, la incertidumbre que causa el desempleo, las amenazas arancelarias del imperio, la migración que de no contenerla, como espada de Damocles caerá sobre México, son factores, todos ellos, que nos deben llevar a reflexionar que estar perdiendo el tiempo no es razonable ni justo para los que con el pago de sus impuestos costean la educación, a efecto de que los que no tienen los suficientes recursos económicos puedan recibir la educación universitaria.

La participación de las bandas que se han apoderado de las protestas estudiantiles han sido identificadas, lo cual permite ir desenredando los hilos de la madeja, los nudos de las intrigas, a pesar de que éstas se tejan en el más oscuro secreto, sea oficial o clandestino. Las conspiraciones contra la UNAM, aunque, en ocasiones tarde, por lo general casi siempre se han descubierto a tiempo, a fin de evitar lamentables consecuencias, es por ello tener en cuenta que es delicado “buscarle tres patas al puma sabiendo que tiene cuatro”.

En consecuencia, es conveniente preguntarnos y descubrir ¿quién o quienes están interesados en atizar el fuego de la intriga y el engaño con esta maniobra político-universitaria?, a todas luces montada artificialmente, a fin de crear un movimiento de masas estudiantil que solamente a los bobos engaña.

De manera, que estamos en las preliminares de un conflicto que podríamos lamentar sino se actúa a tiempo y desbaratar un globo que se infla peligrosamente y que, en el fondo, solo daña a la masa estudiantil que le interesa estudiar y no perder el tesoro que cuando se va es para siempre, nunca más vuelve, el tiempo que la vida nos obsequia.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

Anuncios