Las minorías recalcitrantes

“Las multitudes abrigan, en el fondo, irreductibles instintos conservadores, y como todos los primitivos, un respeto fetichista a las tradiciones y un horror inconsciente a las novedades susceptibles de modificar sus condiciones de existencia.” Psicología de las masas, Sigmund Freud.

Al vencerse el plazo acordado para votar las leyes secundarias de la reforma educativa, el presidente de la Junta de Coordinación Política  de la Cámara de diputados, Mario Delgado, se dirigió a los militantes de la Coordinadora para ofrecerles que:  “no hay lugar para un albazo”.

La declaración callejera del legislador fue rechazada por la masa magisterial coreando: “El peje, el peje, dijo que esto cambiaría, mentira, mentira, la misma porquería” y “La 4a Transformación es pura simulación”.

Mario Delgado, insistía en que no importaba el plazo  vencido, pues se fijaría nueva fecha una vez que se reanudaran los trabajos en la Cámara de Diputados y se liberara el recinto.

Frente al problema el Presidente declaró: “Se convino con los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que los egresados de las Escuelas Normales Públicas egresen con una plaza, siempre que haya vacantes, que si las hay”.

Agregó, que este ofrecimiento al magisterio podría, incluso, ser aplicado a los médicos egresados de las diversas facultades de la licenciatura, maestría y doctorado en medicina.

Sin embargo, el ofrecimiento presidencial no fue suficiente, quieren más privilegios; la concesión de plazas automáticas para los egresados de las escuelas normales no les satisface.

Exigen, además, que no se apliquen exámenes de evaluación de sus conocimientos para impartir clases frente a grupo.

Pero, a la CNTE no le importa que la preparación de los normalistas sea deficiente; para los dirigentes de la Coordinadora lo que tiene relevancia es un sindicato que sea más poderoso e impune, para presionar y doblar al gobierno federal, atacando las vías de comunicación o secuestrando la Cámara de Diputados con cientos de personas en el interior.

Por ello, la CNTE despliega su fuerza cuando detecta que sus bases necesitan del apoyo sindical, aunque sean absurdos como el no aceptar la evaluación de los profesores.

En consecuencia, la Organización Sindical aumenta su fuerza, a través de prebendas y privilegios repartiéndolas entre las bases como las plazas de trabajo, las comisiones y representaciones sindicales, mediante el previo control de plazas y escalafón.

De manera, que para el sindicato magisterial de la CNTE lo importante es que los normalistas obtengan, a manera de prebenda, las plazas en automático; no la preparación y educación avanzada de los alumnos, lo cual pone en riesgo la educación de calidad.

Sorprende que el Presidente apoye las exigencias absurdas del sindicalismo terco, así lo dijo:

“Yo plantee eso, yo sugerí eso; solo que se ponga en correspondencia con las vacantes, pero que las plazas las cubran y tengan preferencia los egresados de las normales públicas”.

El Presidente rechazó que haya sido chantajeado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores o que con ello ponga en riesgo la calidad de los docentes, afirmando:

“Al contrario, los maestros están capacitados y ya basta de estar partiendo de supuestos falsos […] yo no me dejo presionar por nadie, yo tengo mi propio criterio, no me dejo intimidar por nadie, actúo en función del interés general. Y a partir de argumentos y de la razón […]”.

“[…] el que salga de una escuela normal va a salir con su plaza, aunque no les guste a los conservadores. Me van a decir: ¿Y la evaluación? ¿y qué?, ¿no van a estudiar?, ¿no el estar en una normal en nivel de licenciatura significa prepararse para dar clases?, ¿qué más capacitación?, ¿qué más formación? afirmó.

Las palabras del Presidente inquietan por que la Constitución establece en el artículo 3, que en los procesos de admisión al servicio educativo se debe llegar en igualdad de condiciones.

La posición de la Union Nacional de Padres de familia (UNPF) es  que los profesores estén más y mejor preparados, a fin de estar frente a grupo y no los que elija un sindicato con fines políticos, es por ello la evaluación es necesaria.

Finalmente y de acuerdo al pensamiento de Juan Jacobo Rousseau, el Interés General no es el apoyar a las minorías recalcitrantes, incluso violando la Constitución, sino más bien al Interés General de las mayorías docentes.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

Anuncios