Privilegios sindicales en tiempos de austeridad

Cuando oigo alabar la simplicidad de invención a que se pretende llegar en nuevas Constituciones políticas, no puedo impedirme concluir que los que trabajan en ellas no conocen su oficio, o que son muy negligentes en el cumplimiento de su deber. Los gobiernos simples son fundamentalmente defectuosos […].” Edmundo Burke

La austeridad no llegó al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) debido a que el gremio incremento sus prestaciones y privilegios. Aun así, el gobierno de 4T afirma que se ahorró mil 600 millones de pesos al convenir con el Sindicato cancelar la millonaria cuota que cada año le entregaba a Carlos Romero Deschamps.

Sin embargo, los millones se entregaran por otra vía disfrazada de prestaciones, “armonizando los gastos de la empresa hacia la dirigencia sindical en el marco de austeridad que distingue a esta administración”

En ese sentido, el Director de Pemex, Octavio Romero Oropeza y Carlos Romero Deschamps, líder investigado por la Fiscalía General de la República, y que en 30 años no ha rendido cuentas al Sindicato, acordaron incrementar el salario ordinario de los trabajadores en un 3.37% y de 1.80% para prestaciones después de cinco semanas de negociaciones de revisión salarial y del Contrato Colectivo de Trabajo.

Ambos coincidieron en que se tomó en cuenta el proyecto de rescate de Pemex. Cabe mencionar también, que no se ha publicado el Contrato laboral, solamente un breve comunicado del acuerdo entre ambas partes.

Es importante que Pemex haga público el Contrato Colectivo de Trabajo, que incluye prestaciones y privilegios que no coinciden con la etapa de austeridad por ejemplo: los trabajadores son premiados por la Paraestatal con bonos, a condición de tener las medidas de cintura adecuadas cuando se observa una sana nutrición.

Otra prestación otorgada es para comprar cremas que protejan el cutis; maquillajes, champús y jabones para tener una sana y limpia imagen que vaya a tono con la cinturita, agregando los bonos de gasolina y lubricantes para sus autos.

Además, el líder sindical, preocupado por la salud de sus agremiados remodeló el centro deportivo “Carlos Romero Deschamps”, ubicado en Cadereyta, Nuevo León, con un gasto de 26,6 millones de pesos más 418 mil pesos por gastos de revisión.

Otros privilegios de los dirigentes sindicales son las llamadas “obras sociales” o “ayudas” por 29 millones de pesos mensuales para capacitar a los trabajadores, conmemorar aniversarios y organizar asambleas, consignado el 23 de julio por Carol Willick en “Sopitas”.

El intocable líder sindical es claro ejemplo de impunidad que demuestra que la corrupción no ha terminado, sigue tan campante y segura de que nada ni nadie podrá atentar contra su fuerza; tal es el caso del Sindicato Petrolero y su líder, Carlos Romero Deschamps, gremio consentido y privilegiado por los gobiernos de todos los partidos empezando por el PRI, el PAN y ahora por la 4a Transformación y el Movimiento de Morena.

¿Como entender esta continuidad con liderazgos corruptos que no le entro a la sobada austeridad, y que solo es aplicada a estudiantes, investigadores, científicos, médicos, universidades, trabajadores y a las miles de personas despedidas de sus centros de trabajo?

Tal vez, el líder social que realizó protestas, marchas, plantones, cierres carreteros y bloqueos de los pozos petroleros El Castaño, en el municipio de Cárdenas; el Zen de Nacajuca; el Centla y el Escuintle en el 2001 causando perdidas por 63 millones de pesos a Pemex, según Adrian Lajous, director de la paraestatal en ese entonces; ahora, en un gesto de reciprocidad con los trabajadores petroleros que lo apoyaron en aquellas protestas, ordeno ser prodigo en el nuevo Contrato Colectivo de Trabajo al recordar tiempos ya idos.

Queda claro que continuar privilegiando únicamente a los trabajadores del Sindicato de Pemex, en tanto el resto de la masa sindical permanece en desventaja, se amplia el desequilibrio entre unos y otros en todo el país. De ahí que la austeridad republicana sea aplicada únicamente contra los gremios más débiles que no aportan vitamina a la 4a Transformación.

Napoleón comentaba: “Se ha destruido todo; se trata de recrear. Hay un gobierno, poderes; pero ¿que es todo es todo el resto de la nación? Granos de arena.

Anuncios