Un Partido sin identidad

El registro de los aspirantes a dirigir los restos de la organización que por 71 años gobernó México; y después, a causa de abusos de poder y un presidente, Ernesto Zedillo, que le dio la espalda, perdió la presidencia de la República, dejando claro que no entendieron el voto de castigo de la pasada elección.

La recobró pasados los gobiernos de Vicente Fox y Felipe  , y perderlo, de nueva cuenta, en las elecciones del 2018 debido a que sus dirigencias no entendieron que los tiempos habían cambiado; que el país estaba urgido de nuevas y mejores opciones políticas; que la nación estaba harta de la corrupción rampante y de la violencia que, desde esos tiempos, azotaba a México; de las falsas promesas de dirigentes y gobernantes; de los abusos de las cúpulas de poder; de los fraudes y robos de gobernadores y burócratas de primer nivel; del cinismo del gobierno y la vida faraónica de sus familias como la de Enrique Peña Nieto; que hoy es tema de sospecha por haber autorizando, presuntamente, la compra de maquinaria para Pemex con la aprobación del Consejo de Administración de la Pemex; del entonces director de Pemex, Emilio Lozoya, ahora prófugo de la justicia con ficha roja de Interpol.

Sospechas que alcanzan a Luis Videgaray, secretario de Hacienda, toda vez que los dineros para comprar la maquinaria hubieron de salir de algúna institución gubernamental; a Pedro Joaquín Coldwel, secretario de Energía cabeza del sector energético; a Ildefonso Guajardo, secretario de Economía; al dueño de Altos hornos de México, Alfonso Ancira, encarcelado ahora en España y en urgente espera de ser extraditado a México, pues su empresa esta tentando los apetitos del senador y líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, quien ya le puso el ojo a Altos Hornos de México, instando al Presidente a intervenir la empresa de Alfonso Ancira, quien, según Napito, fue beneficiado con la privatización de Altos Hornos de México en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Argumenta el minero de cuello blanco, que al intervenir la empresa, se cuidaría la planta laboral, se garantizaría la producción de acero y el cumplimiento de las obligaciones con acreedores, proveedores y contratistas.

¡Cuidado! Napo anda pescando, y “a río revuelto ganancia de pescadores”.

Ante este panorama lamentable y una realidad política perdedora y carente de identidad, la institución, que en agosto cambiará su dirigencia, no tiene un futuro alentador como para convertirse en una fuerza política opositora y democráticamente respetable.

La carga de culpas y errores es demasiado pesada como para creerle a un joven gobernador que se va de la boca con frases hechas que no dicen nada.

El país necesita con urgencia una oposición política que le de certeza a la democracia, oposición que equilibre el juego político del Presidente, quien es dueño y señor del escenario político desde que amanece para impartir sus homilías.

La oposición política partidista es necesaria en todo sistema político democrático. No se debe ni se puede avanzar con un “Me canso Ganso” y populismo cristiano dadivoso y constante, pues el riesgo es caer en manos de un encantador de serpientes o dicho en los términos cristianos que ahora gusta el Presidente: “Cuidaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”. Mateo 7:15

De manera que cuando vemos como se pierden oportunidades como la del día del registro en que el gobernador de Campeche siguiendo las viejas practicas acarreo militantes del Estado de México, Morelos, Hidalgo, Oaxaca y Campeche, para que lo aclamaran al momento de registrarse.

Confundiendo registro con campaña electoral, el campechano amenazó a los partidos que todavía respiran: “Lo digo claro para que se escuche lejos y bien: que se cuiden los otros partidos, el PRI va a regresar y les vamos a volver a ganar”.

Y remató la revolera matraquera con un dialéctico conjuro: “Morena es un ave de paso: nació ayer, gobierna hoy y mañana se ira”.

“Tiempos vederes Mío Cid”.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

Anuncios