http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/08/2-34-770x470.jpg

S-22 y organizaciones anuncian protesta por aumento de pasaje

Francisco Vásquez

S-22 y organizaciones anuncian protesta por aumento de pasaje

Integrantes de diversas organizaciones sociales, sindicatos y ciudadanos usuarios del transporte público en la entidad planean movilizarse para exigir al gobierno de Oaxaca se detenga inmediatamente el alza al costo del pasaje que prevé la Secretaría de Vialidad y Transporte, ahora Secretaría de Movilidad (Semovi), pues consideran traerá serias afectaciones a la economía familiar de los oaxaqueños.

A través de un comunicado, las organizaciones pidieron a las autoridades estatales que se elimine el sistema de concesiones y se recupere el carácter público del transporte que utiliza la ciudadanía, ya que si los empresarios se quejan de que el negocio no es rentable, es necesario crear una nueva línea de transporte urbano digna en Oaxaca.

“Hacemos un llamado a todo el pueblo de Oaxaca a manifestarse en contra de esta nueva tropelía por parte del pulpo camionero y a prepararse para las manifestaciones unitarias que se estarán organizando en caso de que incrementen el pasaje”, señalan en el documento difundido públicamente.

Ello luego de que los concesionarios del transporte en el estado plantearan a la Semovi una propuesta inicial de aumentar a tres pesos la tarifa regular del pasaje, por lo que el costo se elevaría a 10 pesos, y pese a que la dependencia calificó como inviable dicho aumento, las negociaciones no han terminado y el gobierno analiza el incremento.

Además, los colectivos de ciudadanos señalaron que las más de 900 unidades que brindan el servicio de transporte público en general se encuentran en mal estado, pues no cuentan con las condiciones mínimas de funcionamiento, seguridad e higiene adecuados para operar.

Enfatizaron que pese a ser de carácter público, el transporte en Oaxaca se encuentra concesionado a seis familias que lo monopolizan, dentro de los que se encuentran los hermanos Juan Carlos, Mario, Virginia y Filiberto Martínez, Manuel Ricárdez, Jorge Infanzón, Aurora López Acevedo, Martha Alicia Escamilla León y la familia de Alejandra Gómez Candiani.

Las cuales son las mismas que se encuentran en la lista para adquirir concesiones del Sistema de Transporte Integral que aún no se encuentra en funcionamiento y que desde el sexenio del exgobernador Gabino Cué Monteagudo los trabajos para su puesta en marcha se mantienen en el abandono, imperando una falta de transparencia en el uso de recursos para su inicio y desarrollo.

“Año con año, estos empresarios plantean el incremento de la tarifa, pero ese incremento no se ve reflejado en capacitación laboral o incremento al salario de los trabajadores que auténticamente dejan la vida en el transporte público, donde les exigen una cuenta diaria que van de los mil 800 a los 3 mil pesos”, mencionaron.

Además, afirmaron que los empresarios, aparte de las ganancias millonarias que les deja el transporte concesionado, también obtienen ganancias del servicio gratuito trabajadores del gobierno, el cual es subsidiado por el gobierno del estado, enrutado a los miles de burócratas de los complejos de Ciudad Administrativa y Ciudad Judicial.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, la cantidad vigente a partir del 1 de enero de este año es de 88.36 pesos diarios, aunado al incremento generalizado de los precios de la canasta básica, los combustibles, útiles escolares, vestido, medicamentos y diversos productos de primera necesidad.

Ello ha generado mayor inconformidad debido a que los usuarios del transporte público refirieron que en el estado la vida cada día se va encareciendo, por lo que al incrementar las ganancias de los empresarios que lucran con el servicio, aumentan la brecha de desigualdad social en Oaxaca.

Por su parte, el visitador de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca informó que dicho organismo solicitó a la Semovi informe los avances de las negociaciones con los concesionarios del transporte público, debido a que de incrementarse el pasaje podría constituir posibles violaciones a los derechos humanos.

Afirmó que el transporte público es utilizado por personas de bajos recursos, por lo que el costo del pasaje debe ser acorde a su poder adquisitivo, ya que la mayoría de las personas gasta gran parte de su ingreso diario para trasladarse.

Dijo que luego de un análisis al informe de la dependencia determinarán si inician una queja por la probable violación al derecho humano a la movilidad, en contra de las autoridades estatales por la falta de regulación al buen funcionamiento de las unidades que prestan el servicio, pues éste debe darse en condiciones justas.

El pronunciamiento público de las diversas organizaciones que advirtieron movilizaciones en caso del aumento al costo del pasaje está firmado por la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el Comité de Víctimas 19 de Junio, Movimiento Oaxaqueño por la Lucha de los Excluidos, Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca y Unión Campesina e Indígena de Oaxaca Emiliano Zapata.

Así también por el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui, Sindicato Libre del Municipio de Oaxaca de Juárez, Bloque de Organizaciones Sociales Anticapitalistas, Frente Popular Revolucionario, Unión de la Juventud Revolucionaria de México, Unión Revolucionaria de Trabajadores del Arte, Jóvenes por el Socialismo, Corriente del Pueblo Sol Rojo, entre otras.

Por su parte, en las redes sociales se preguntan si el encargado del despacho de Semovi, Alejandro Villanueva, podrá con el paquete, porque es juez y parte, por ser uno de los principales accionistas de la empresa Sertexa, esa empresa donde está involucrado hasta José Murat, el padre del gobernador Alejandro Murat.