http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/07/2-91-770x470.jpg

Sin solución crisis en los SSO, persisten carencias

Francisco Vásquez

Al término del mandato del exgobernador Gabino Cué Monteagudo, 800 personas fueron contratadas en el área administrativa de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) sin tener sustento presupuestal, para sufragar sus sueldos las autoridades desviaron recursos obtenidos de los descuentos aplicados a trabajadores de este sector.

Dinero que estaba destinado a pagos de terceros institucionales y no institucionales, entre éstos, retenciones por préstamos, Impuesto Sobre la Renta y cuotas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, actualmente, el gobierno de Oaxaca adeuda mil 879 millones de pesos a los trabajadores que se vieron afectados con el desvío de recursos.

Cabe mencionar que la deuda inicial era de dos mil 500 millones de pesos, sin embargo, tras un paro de labores parcial del Sector Salud en todo el estado, que duró casi cuatro meses, el gobierno cedió a la presión y abonó a la deuda 621 millones de pesos, en aquel entonces las autoridades se comprometieron a liquidar el adeudo con terceros no institucionales a finales de 2018.

El monto que se debe a los terceros no institucionales es de 160 millones de pesos, por lo que no existe una fecha para que se liquide o abone a los mil 719 millones de pesos pendientes de pago a terceros institucionales, dinero que deberá cubrir el gobierno de Oaxaca a través de los SSO.

Esto es sólo el reflejo de la crisis que se vive al interior de los SSO, donde existe escasez de medicamentos e insumos en unidades médicas, centros de salud y hospitales, así como falta de inversión que refuerce la infraestructura, lo que genera saturación en el servicio de hospitales.

Otro grave problema es la ausencia de nuevos planes y programas que garanticen un mejor servicio para los usuarios, a esto se le suma que desde el pasado 17 de febrero, los SSO operan con encargado de despacho, ya que en cinco meses el gobernador no ha nombrado secretario de esta dependencia, asimismo, en los primeros 14 meses de la actual administración, los SSO cambiaron tres veces de titular.

Aunado a esto, trabajadores de los SSO agremiados a la Subsección Dos de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, iniciaron un paro de labores parcial en la región del Istmo de Tehuantepec.

El motivo es la negativa que el gobierno estatal tiene en arrancar los trabajos de rehabilitación de la infraestructura hospitalaria que se vio afectada por los terremotos de septiembre de 2017, ya que a 10 meses de la catástrofe atienden a los usuarios en condiciones deplorables.

Los edificios catalogados con daños parciales y totales son el Centro Urbano con Hospitalización Doctor José Sánchez Gutiérrez de Ciudad Ixtepec, el Hospital General 30 Camas de Santo Domingo Tehuantepec, el Centro de Salud de la Quinta Sección de Juchitán de Zaragoza y la Jefatura de la Jurisdicción Sanitaria.

Al respecto, Lorenzo Carrasco Castillo, secretario general de la Subsección Dos, señaló que las autoridades no cumplieron el compromiso de tener las reparaciones a más tardar el 30 de junio, lo cual fue acordado con Donato Casas Escamilla, encargado del despacho de los SSO, mediante asamblea efectuada el día 12 de junio en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec.

A la fecha, el gobierno de Oaxaca ha sido omiso en atender esta problemática del Sector Salud, a pesar que en lo que va de la actual administración, el gobernador, ha solicitado seis deudas por un monto de tres mil 850 millones de pesos, los cuales en su mayoría ha ocupado en pagos a empresas que prestan servicios al gobierno y en solventar los costos de operación de la maquinaria burocrática.

Cabe destacar que en lo que va del año los pacientes de los SSO han interpuesto 40 quejas ante la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, mientras en 2017 fueron 115 y durante el año 2016 fueron 141 quejas.