http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/07/1-54-770x470.jpg

Desfalcó 70 mdp del Poder Judicial Raúl Bolaños Cacho

Francisco Vásquez

Desfalcó 70 mdp del Poder Judicial Raúl Bolaños Cacho

Trabajadores y magistrados del Poder Judicial del Estado de Oaxaca exigen a Raúl Bolaños Cacho Guzmán, presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), aclare el destino de 70 millones de pesos que por ley les corresponden, pues de 2012 a 2014, les estuvieron reteniendo el Impuesto Sobre la Renta (ISR), sin embargo, el dinero no les fue devuelto.

Raúl Bolaños Cacho, en 2010, renunció al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y se fue como candidato a diputado local por el Partido Acción Nacional (PAN), el mismo gobernador al que sirvió de 1998 a 2004 lo regresó al mismo cargo y ahora quiere regresar a administrar al Poder Judicial como en aquellos tiempos.

Los quejosos detallaron que Bolaños Cacho Guzmán retiró el dinero de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sin su consentimiento, para ello, contrató a la empresa Monitor Administrativo Logístico Sociedad Civil, a la cual tentativamente le pagó 16 millones de pesos por gestionar la devolución del dinero.

La SHCP entregó al presidente del tribunal poco más de 70 millones de pesos que debieron ser devueltos a quienes se les retuvo, magistrados, jueces y personal del Poder Judicial, pero Bolaños Cacho no lo hizo; los inconformes señalaron que lo más grave del asunto es que se enteraron del retiro del dinero hasta que el magistrado rindió su informe anual de actividades en 2017.

Mediante oficio TJAO/P/119/2018 de fecha 25 de abril de 2018, la magistrada María Elena Villa de Jarquín, encargada del despacho de la presidencia del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Oaxaca, exigió la devolución de lo que se les descontó en esas fechas.

Además, detalló que el descuento se le hizo a magistrados y personal de los entonces Tribunal de Fiscalización y Tribunal de lo Contencioso Administrativo, ambos del Poder Judicial del Estado, los que posteriormente se fusionaron en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y de Cuentas, y este último con motivo del decreto 786, de la LXIII Legislatura, se convirtió en el actual Tribunal de Justicia Administrativa.

Los magistrados del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de Oaxaca, Rogelio Morales Cervantes, Leandra Jaquelina Ortega Ramírez y Alfredo Lagunas Rivera, manifestaron desconocer el destino del recurso y aseguran que en ningún momento se autorizó la contratación de los servicios de algún despacho para exigir la devolución del ISR.

Molesto por las denuncias, Raúl Bolaños Cacho Guzmán solicitó la renuncia de los magistrados y anunció el envío de una iniciativa de ley a la LXIII Legislatura del Congreso de Oaxaca para desaparecer el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial, lo cual causó un profundo rechazo de varios actores políticos y funcionarios.

Bolaños Cacho explicó a varios abogados, quienes filtraron la información, que concluyendo el proceso electoral, el gobernador Alejandro Murat tomaría cartas en el asunto y ordenaría al Congreso aprobar la ley para desaparecer al Consejo de la Judicatura.

En esta semana que concluye, se dio a conocer que la diputada priista, Nallely Hernández García, había presentado la iniciativa de ley anunciada por el presidente del Tribunal, para desaparecer al Consejo de la Judicatura, junto con propuesta, los medios masivos, los columnistas y las redes sociales controlados desde la Vocería del gobierno arreciaron con una campaña de desprestigio contra la Judicatura.

La diputada que presentó la iniciativa es la misma que se hizo famosa porque en un video llamó “pendejo” a Carlos Loret de Mola para defender al gobernador Alejandro Murat y también porque se inscribió como candidata a diputada federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y luego renunció, al parecer porque no le dieron dinero para su campaña.

Según los empleados del Poder Judicial, Bolaños Cacho Guzmán argumentó extraoficialmente que un elevado porcentaje se le entregó a la empresa que contrató para que le regresaran el dinero y lo demás, en un acto de solidaridad, se distribuyó entre los damnificados de los terremotos de septiembre pasado en las regiones del Istmo y la Costa, aunque no presentó ninguna constancia.

Hasta la fecha, los afectados no han recibido una respuesta oficial y por escrito del presidente del Tribunal, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, padre del senador electo por el PRI, Raúl Bolaños Cacho Cué, donde se detalle a profundidad el ejercicio del recurso, por ello le exigen rinda cuentas, de lo contrario radicalizarán sus acciones de protesta.

Actualmente no existe una denuncia formal del hecho contra el presidente del TSJ, los trabajadores están haciendo un llamado a la conciencia de Bolaños Cacho Cué para que transparente qué se hizo con ese dinero o en qué cuenta bancaria o campaña fue a parar.

Los afectados indicaron que no descartan en próximos días presentar la denuncia correspondiente.