http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/06/1-173-770x470.jpg

Amenaza Bolaños Cacho que Murat tomará represalias contra sus críticos

Laura Díaz

Amenaza Bolaños Cacho que Murat tomará represalias contra sus críticos – Facebook Diario Despertar de Oaxaca

Molesto por las críticas a su ilegal nombramiento como presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Oaxaca y la galopante corrupción que se desató con su llegada al cargo, Raúl Bolaños Cacho Guzmán anunció pasadas las elecciones el gobernador Alejandro Murat ajustará cuentas a sus opositores.

En un audio que circula en las redes sociales, el presidente del otro poder en el estado asume que recibe órdenes del gobernador Alejandro Murat y éste le ha ordenado “prudencia y tolerancia”, mientras pasan los tiempos electorales.

El audio, generado en una reunión con abogados dice textualmente:

“He sido objeto pues de señalamientos, ataques, críticas, detalles de ese tipo y también digamos el gobernador, todo esto ya sabemos, el gobernador y un servidor, de dónde vienen, de dónde nacen”.

“Sé que es un desafío, indudablemente ahorita no podemos actuar porque están los tiempos políticos electorales, pero ahora cuando reanudé, el gobernador pidió un estudio al constitucionalista Elisiur Artega, pues para checar todo el marco constitucional y asumir las responsabilidades”.

“Pero indudablemente que hay muchas irregularidades ya después vamos a actuar, vamos a proceder conforme a la ley, ahorita pues el gobernador nos ha pedido prudencia y tolerancia ya se verá en su momento qué decisión tome el Ejecutivo ¿no?”.

Según ha trascendido, el actual presidente interino del Tribunal incluso envió una iniciativa de ley a la legislatura estatal donde se suprime el Consejo de la Judicatura, supuestamente por duplicar las funciones de la estructura administrativa de la presidencia que él tiene a su cargo.

Incluso, la semana pasada, a través de una nota claramente pagada, un reportero subió a sus redes sociales un supuesto dictamen elaborado por una comisión no especificada donde se asume que el Consejo de la Judicatura debe desaparecer de la estructura administrativa del Poder Judicial y hasta se anunció que este miércoles la Cámara de Diputados lo aprobará.

El problema de Raúl Bolaños Cacho con el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial radica, según lo ha declarado él mismo, en que ahí está comisionado el magistrado Alfredo Lagunas, extitular del Tribunal, y quien ha solicitado su reincorporación a la presidencia del Tribunal.

Alfredo Lagunas hizo la solicitud formal al Pleno para la remoción de Raúl Bolaños Cacho argumentando que su nombramiento no cumplió con los requisitos legales y que él sigue siendo el titular a cargo, porque sólo solicitó una licencia temporal.

En respuesta, Bolaños Cacho dio a conocer supuestos desfalcos en el Consejo de la Judicatura sin aportar ninguna prueba e inmediatamente anunció que solicitaría al Poder Legislativo la desaparición de la instancia judicial que controla los gastos de la presidencia del Tribunal.

Por el contrario, a partir de sus declaraciones, se supo que Raúl Bolaños Cacho había usado en su provecho personal más de 60 millones de pesos que el Sistema de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público había devuelto al Poder Judicial de Oaxaca por concepto de devolución del Impuesto Sobre la Renta.

En un oficio emitido por el Pleno del Tribunal de Justicia Administrativa desde abril, le habían solicitado al presidente del Tribunal que se les devolviera el importe descontado de los salarios de los magistrados, jueces y personal, sin que tuvieran ninguna respuesta concreta.

Según se supo, Raúl Bolaños Cacho había argumentado que el dinero se usó para pagar a la consultoría fiscal que los asesoró y lo demás se envió en apoyo a los damnificados de los terremotos del Istmo, sin ningún comprobante para justificar el gasto.

Los trabajadores del Tribunal también dieron a conocer que se habían facturado camisetas para el desfile del primero de mayo por 600 mil pesos, cuando las prendas no pudieron costar más de 60 mil pesos y dejaron entrever que lo demás quizá se había gastado en la campaña electoral del candidato a senador Raúl Bolaños Cacho júnior.

En este entorno, Raúl Bolaños Cacho ha hecho las reiteradas amenazas de desaparecer el Consejo de la Judicatura, un órgano del Poder Judicial establecida en una reforma constitucional de la pasada administración.