http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/notas/2018/06/21/image_4.jpg?itok=9FVUaHzj

Edad de oro de colegios privados en Oaxaca de Juárez: única opción tras 38 años de paros magisteriales

Andrea Alondra

http://www.nvinoticias.com/nota/95338/edad-de-oro-de-colegios-privados-en-oaxaca-de-juarez-unica-opcion-tras-38-anos-de-paros

Han pasado 38 años continuos sin que sea posible completar ciclo escolar en Oaxaca, una causa que incide para que los padres de familia continúen inscribiendo a sus hijos en escuela privadas de la entidad.

Cada año en mayo, en Oaxaca se realizan movilizaciones, paro y plantón de parte del magisterio.

 

La situación de los paros educativos, cierre de escuelas y conflictos en el que está involucrada la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), adherida a la CNTE, es factor para que el sector privado educativo engruese sus filas, dice Porfirio Santibáñez Orozco, sociólogo y ex catedrático de la UABJO.

Bonanza privatizadora

Casi dos de cada tres escuelas privadas de Oaxaca nacieron tras la crisis magisterial de 2006

244 escuelas privadas 2005-2006

254   en 2007-2008

415  de 2014 a 2016

438 entre 2016 y 2017

Origen

Desde 2006, año en que estalló en el estado uno de los conflictos magisterial y social más crudos en Oaxaca, la crisis educativa se agudizó. Ese año se perdió el ciclo escolar afectando a un millón 300 mil alumnos de educación básica.

Además, provocó la escisión de la Sección 22 y el surgimiento de la Sección 59 del SNTE, generando conflictos en escuelas por la disputa y control de estas, por lo que numerosas fueron cerradas y se desató la violencia.

Estos se convirtieron en motivos principales que llevaron a muchos padres de familia a inscribir a sus hijos a escuelas particulares, que en ese momento empezaron a ganar adeptos al evitar la suspensión de clases.

 

Instituto Carlos Gracida de las escuelas privadas con mayor demanda en Oaxaca.

 

Como espuma, aumentan las privadas

Datos de los archivos del Instituto Estatal de Educación Pública y la SEP, señalan que hace una década, durante el auge del conflicto magisterial,  en el ciclo escolar 2005-2006, había 244 escuelas privadas de nivel básico en Oaxaca.

Para 2007,  aumentaron a 259, 15 institutos privados más aparecieron. En siete años, en el ciclo escolar 2014-2015 se incrementaron a  415 planteles, según los datos encontrados por cifras dadas a conocer por Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) anteriormente, dado que la instancia no proporcionó la información solicitada.

Mientras que para el ciclo escolar 2016-2017, los colegios privados de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) se dispararon al aumentar a 439, es decir 24 más en dos años, y un total de 190 en el periodo de 2006 a 2017.

Hace doce años, la matrícula estudiantil en los colegios privados era de 24 mil 279 alumnos, para 2014 alcanzó los 35 mil 111 estudiantes y en 2017 es de 38 mil 257 alumnos, lo que representa que los dos últimos ciclos escolares migraron 3 mil 146 niños, y en el periodo comprendido de 2006 al 2017 unos 13 mil 978 niñas, niños y adolescentes se pasaron a escuelas privadas.

3 mil 978 niños y adolescentes migraron a escuelas privadas en 12 años

1 millón 300 mil alumnos afectados por el paro

70% creció la cifra de escuelas particulares en 12 años

 

La Estadística del Sistema Educativo Oaxaca ciclo escolar 2016-2017 de la Secretaría de Educación Pública detalla que en educación preescolar existen 194 instituciones privadas donde cursan estudios 9 mil 647 alumnos.

En el caso de primaria hay 151 colegios de paga donde estudian 20 mil 027 niños; y en el caso de secundaria hay 94 institutos particulares donde aprenden 8 mil 583 adolescentes.

 

El derecho a la educación, vulnerado.

¿Brindan mejor educación?

El sociólogo Porfirio Santibáñez dice que en su auge, las escuelas privadas vendieron la idea de que brindaban mejor nivel educativo que las escuelas públicas, y eso les funcionó, aunque no necesariamente es cierto.

Lo que sí, menciona, es que los padres hacen un esfuerzo grande, sobre todo los que no cuentan con un nivel totalmente solvente, para que sus hijos vayan a una escuela privada y no se enfrenten a la suspensión de clases constantes.

Añade que el magisterio aglutinado en  el Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación  de Oaxaca (MDTEO) deben entender que deben modernizarse y buscar sus métodos de lucha sin afectar a terceras personas, de lo contrario pierden legitimidad y credibilidad ante la ciudadanía.

 

El profesor Octavio Estrada Martínez, de la escuela primaria Leona Vicario, quien decidió revelarse al paro educativo en 2017.

 

Padres de familia se sacrifican

Lucía Sosa, madre de familia, envía a su pequeño de cuatro años una escuela privada; paga una colegiatura mensual de 2 mil 200 pesos y cada año, para la reinscripción, su gasto es del doble o más, un costo que prefiere pagar a sufrir con la falta de clases en una escuela pública.

Para Lucía, en las instituciones educativas públicas son contados los maestros preparados; y en la mayoría no se sigue los planes de trabajo y tampoco impulsan a los niños ni a los maestros que sobresalgan.

Aquí imagen de niños de escuela en Tlacolula que en 2017 pedían regreso de los profesores.

 

No hay apoyo real de la autoridades hacia las públicas y su forma de enseñanza es arcaica.

 

Pero, además, agrega que en las públicas no involucran tanto a los padres y madres de familia, pese a la existencia de comités que solo ven por las necesidades de la escuela, más no del conocimiento que en esta se dé.

Lamenta que a pesar de las promesas de los gobiernos estatales como federal en mejorar la calidad en la educación, hasta ahora se ha quedado en proyecto