http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/06/1-129-770x470.jpg

Fuera Raúl Bolaños Cacho Guzmán por corrupto; piden cárcel para homicida

Francisco Vásquez

Fuera Raúl Bolaños Cacho Guzmán por corrupto; piden cárcel para homicida

Inconformes con la liberación que concedieron magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a uno de los presuntos secuestradores y homicidas del joven Alfredo Colmenero Delgado, familiares y diversas organizaciones sociales continúan con el bloqueo de la carretera federal transístmica que comunica a Oaxaca con Veracruz a la altura del kilómetro 195, en Matías Romero en la región del Istmo de Tehuantepec.

A siete días de haber iniciado el cierre de la vía federal, los familiares de Alfredo exigieron justicia por la corrupción y mala aplicación de la ley que impera en el interior del Tribunal que preside Raúl Bolaños Cacho Guzmán.

Este lunes, los inconformes protestaron a las afueras del juzgado de control dependiente del Poder Judicial en Santo Domingo Tehuantepec para exigir la destitución del presidente del Tribunal, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, a quien acusaron de corrupción y de utilizar el aparato administrativo y judicial para proteger a delincuentes.

Así también, exigen la renuncia de los magistrados del TSJ, Víctor Jorge Luis Velasco Castellanos, Guadalupe Chávez Cabrera y Alberto Méndez García, quienes decretaron un auto de libertad absolutoria a favor de los imputados en el secuestro y homicidio de Alfredo Colmenero Delgado.

A la protesta se sumaron integrantes de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo como medida de presión para exigir al titular de la Secretaría General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, y al fiscal Rubén Vasconcelos Méndez que acudan a la zona del bloqueo para llevar a cabo una negociación.

El cierre carretero se inició desde el miércoles por la tarde cuando los padres, familiares y amigos del joven secuestrado, asesinado y enterrado en una fosa clandestina en 2015, se enteraron que los magistrados del TJS concedieron la libertad a uno de los presuntos responsables de este crimen.

Hasta el momento ningún funcionario del gobierno del estado se ha trasladado al lugar del bloqueo para instalar una mesa de diálogo con los inconformes y lejos de atenderlo, han dado muestra de omisión y desinterés gubernamental para poner fin a este conflicto.

Este bloqueo vial ha causado filas inmensas afectando por días a cientos de transportistas y conductores de vehículos particulares, mientras los funcionarios del gobierno estatal se muestran apáticos ante la situación.

De acuerdo a los habitantes del lugar, los manifestantes abren el paso vehicular por un lapso de 2 horas por día, dado que los padres del joven asesinado mantendrán el bloqueo de manera indefinida hasta obtener una solución a su exigencia de justicia y la destitución del presidente del Tribunal, Raúl Bolaños Cacho.

Alfredo Colmenero Delgado, de 20 años de edad, fue secuestrado el 16 de enero de 2015 y a pesar de pagar el rescate, después de tres meses, el 19 de abril de ese mismo año, lo encontraron sin vida y enterrado en una fosa clandestina en un rancho en Matías Romero en el Istmo de Tehuantepec.

De acuerdo a las indagatorias, los victimarios antes de enterrarlo clandestinamente le prendieron fuego, luego de las investigaciones, la Fiscalía General del Estado logró la aprehensión de los probables responsables del secuestro y homicidio que responden a los nombres de Javier S. S., Luciano C. M. y Jonathan Z. Z., quienes fueron consignados ante un juez para ser procesados penalmente.

Sin embargo, el 13 de junio, los magistrados del TSJ, que preside Raúl Bolaños Cacho Guzmán, decretaron un auto de libertad absolutoria a favor de los imputados, con el argumento fundamental de que en el caso operó el principio de duda razonable.

Desestimando una serie de elementos probatorios que según la familia de Alfredo son contundentes para probar la plena participación de los acusados en el secuestro y homicidio de su hijo.