http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/06/1-8-770x470.jpeg

Oaxaca, quinto lugar en feminicidios; autoridades minimizan casos, acusan

Francisco Vásquez

Oaxaca, quinto lugar en feminicidios; autoridades minimizan casos, acusan

Desde el inicio de la actual administración estatal hasta el 24 de mayo de 2018 se han registrado 180 feminicidios en Oaxaca, según datos de la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, sin embargo, la Fiscalía General del Estado desestimó estos números rojos e insistió en minimizar el problema.

Asimismo, Consorcio aseguró que tan solo en lo que va de 2018 son ya 49 feminicidios, pero la Fiscalía solo reconoció ocho, tres en la Costa, dos en el Istmo, dos en los Valles Centrales y uno en la Cuenca, los demás asesinatos los cuenta como homicidios dolosos, siendo las regiones de la Costa, Istmo y la Cuenca del Papaloápam las zonas más peligrosas para las mujeres.

Entre estas tres regiones suman 31 casos de violencia extrema contra las mujeres, la Costa a la fecha se coloca como la región más mortífera para las mujeres con 13 feminicidios, en segundo lugar le sigue la Cuenca y el Istmo de Tehuantepec también, ambas con nueve feminicidios.

Por su parte, la Fiscalía sólo reporta tres feminicidios en la Costa y los 10 casos restantes afirma no tuvieron que ver con violencia discriminatoria, otro hecho alarmante es que la Cuenca se convirtió durante los meses de marzo, abril y mayo en foco rojo.

Especialmente los municipios de Acatlán de Pérez Figueroa, Loma Bonita y San Juan Bautista Tuxtepec, ahí de igual forma la Fiscalía menospreció las estadísticas de las organizaciones y sólo registró un feminicidio, mientras en el Istmo la Fiscalía sólo tiene registro de dos feminicidios y siete restantes los da como homicidios dolosos.

En este contexto, Consorcio tiene registrados siete feminicidios en la región de los Valles Centrales, mientras la Fiscalía sólo dos, en la Sierra Sur señalan seis y la Fiscalía cero, en la Mixteca Consorcio registra cuatro y Fiscalía seis, en la Sierra Norte uno y la Fiscalía cero, en la región de la Cañada no se contabilizaron feminicidios.

Cabe mencionar que en su mayor parte las víctimas oscilan entre los 19 y 60 años, además de que presentan huellas de abuso sexual y la causa de su deceso fue por golpes o impactos de armas de fuego.

Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, en diferentes ocasiones, ha manifestado que a lo largo de los años han mirado cómo este fenómeno ha alcanzado dimensiones alarmantes en Oaxaca ante la falta de voluntad política y capacidad de las autoridades gubernamentales para atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Igualmente, lamentaron que de acuerdo con los feminicidios ocurridos entre 2000 y 2015 en México, Oaxaca se ubique como la quinta entidad del país más riesgosa para la vida de las mujeres, sólo detrás del estado de México, Chihuahua, la Ciudad de México y Guerrero.

Otra de las estadísticas alarmantes contra las mujeres que se han dado en poco más de 17 meses del gobierno de Oaxaca, son 780 agresiones, 124 delitos sexuales, 248 desaparecidas, 181 feminicidios, 34 suicidios, 172 casos de violencia intrafamiliar y 21 de violencia política de género.

Ante estos datos, Consorcio ha condenado la indiferencia del Estado, indicando que es realmente vergonzoso que el actual gobierno no tenga la voluntad política para realizar acciones contundentes, pues existe una desidia en la función sustantiva de los organismos públicos para atender la violencia contra las mujeres y niñas.

A esto se le suma que Oaxaca vive un fenómeno estructural de impunidad, pues datos recopilados por Consorcio apuntan que el 98 por ciento de los casos de violencia contra mujeres y niñas quedan sin resolverse jurídicamente.

Por ello, exigieron al gobernador, al Congreso local y la Fiscalía General den puntual seguimiento sustantivo a un paquete de reformas que aumenten la protección a las mujeres, además de que se atiendan de forma correcta a las denuncias para que los casos no queden impunes y realmente se aplique la justicia.