http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/05/1-168-770x470.jpg

Por falta de seguridad y vigilancia aumenta violencia en Xoxocotlán

Águeda Robles

Por falta de seguridad y vigilancia aumenta violencia en Xoxocotlán

Los altos índices de delincuencia en Santa Cruz Xoxocotlán cobraron la mañana de este miércoles la vida del médico cirujano y compositor oaxaqueño, Jorge Caballero Julián.

Según el reporte el médico salía de su casa con rumbo a su consultorio ubicado en la calle de Trujano, cuando dos sujetos armados lo interceptaron y lo ejecutaron quedando el cuerpo a un costado del vehículo que abordaría.

Los vecinos de la zona indicaron que el médico no tenía problemas con nadie, que en vida se caracterizaba por ayudar a los necesitados, y que atendió gratuitamente a varias personas de escasos recursos.

“No sabemos por qué terminaron con su vida, era un hombre ejemplar, pero sí sabemos que la delincuencia aquí en Xoxocotlán se ha disparado preocupantemente, sabemos que diario alguno de nuestros amigos o familiares ha asaltado”, señalaron.

También dijeron que las autoridades municipales poco han hecho por disminuir los asaltos y robos, pues los rondines de las patrullas ya no los realizan y tampoco tienen atención adecuada cuando son llamadas para prestar un auxilio.

Caballero Julián era aficionado a la composición, le cantaba al campo y la naturaleza, compuso 60 canciones y escribió a lo largo de su trayectoria, más de 150 poemas de los géneros romántico, amoroso, descriptivo e histórico.

“Si es que muero de amor”, “Déjame”, “Amantes”, “Cuando yo muera”, fueron algunos de los poemas que el médico cirujano originario de la población mixteca de San Francisco Yocucundo, perteneciente al distrito de Zaachila, declamó en vida ante numeroso público.

Desde 1981, ejerció la medicina privada, y era gran aliado además de colaborador de los grupos de drogadictos y alcohólicos anónimos, neuróticos anónimos y drogadictos en el estado de Oaxaca, su labor altruista fue reconocida en varias ocasiones.

El médico cirujano, Caballero Julián, heredó de su padre, un profesor rural de educación primaria, su amor por la naturaleza. Contaba con estudios de Maestría en Ciencias de la Educación y Diplomado en Adicciones por la Universidad Nacional Autónoma de México.

También se preparó en el Instituto Politécnico Nacional, en coordinación con el Centro de Integración Juvenil y en la clínica médica especializada en adicciones Oceánica en Mazatlán, Sinaloa.

Familiares y amigos exigieron se dé con los responsables de este asesinato y se refuerce la seguridad en el municipio con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), pues en el municipio tal pareciera que no existe la capacidad de cuidar la vida de personas de bien, indicaron.