http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/05/1-117-770x470.jpg

Fraude millonario en las dos supercarreteras de Oaxaca

Francisco Vásquez

Fraude millonario en las dos supercarreteras de Oaxaca

Aunque desde el inicio de su mandato el 1 de diciembre de 2016, el gobernador del estado se comprometió a retomar y concluir la tan anhelada construcción de las supercarreteras Oaxaca-Costa y Oaxaca-Istmo, hasta la fecha los trabajos lucen abandonados y no registran avance alguno.

A poco más del año del banderazo de reinicio que realizaron las autoridades federales y estatales en la comunidad de Barranca Larga, Ejutla, que es donde comienzan los 104.27 kilómetros de la supercarretera, que concluyen en Ventanilla, Santa María Tonameca, cerca de Puerto Escondido y después de una inversión inicial de dos mil 800 millones de pesos la obra sigue inconclusa.

Asimismo, la inversión de más de dos mil millones de pesos anunciados por el gobernador oaxaqueño para la construcción de la vía rápida de Oaxaca de Juárez al Istmo de Tehuantepec, que comprende 170 kilómetros y que no han dado resultados a pesar de la exigencia de la reanudación de la obra por el costoso peaje que se cobra, sigue sin concluirse.

Actualmente, ningún trabajador del gobierno estatal o federal ha hecho presencia para continuar con las obras más prometidas para los oaxaqueños, y sólo han dado muestra de una falta de capacidad e ineficacia para su reinicio.

En teoría, ambos proyectos detonarían el desarrollo social y económico de Oaxaca, posicionándolo a nivel nacional, dado que se agilizará el traslado de personas y mercancías desde Oaxaca de Juárez y se reducirán los tiempos de los recorridos actuales.

Además, de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en el caso de la supercarretera Oaxaca-Costa, se crearían mil 800 empleos directos y alrededor de tres mil 300 indirectos y la población beneficiada sería de 100 mil 767 habitantes de los municipios de Ejutla de Crespo, Santiago Yogana, Miahuatlán de Porfirio Díaz, San Vicente Coatlán, San Pablo Coatlán, San Sebastián Coatlán y Santa María Colotepec.

Ahora, el gobierno federal, a través del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), trabajará con recursos del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), para aumentar la inversión en la supercarretera a la Costa a seis mil 500 millones de pesos.

Cabe destacar que el gobernador de Oaxaca aceptó que no se cuenta con el proyecto ejecutivo de la construcción de estos tramos carreteros, pues las operaciones pasaron por la empresa Omega que obtuvo la concesión originalmente en 2012, pero por dificultades financieras fue traspasada a la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA), la cual tuvo cada vez más retrasos y finalmente detuvo las obras, además de que fueron evidenciadas muchas irregularidades.

Es que las empresas ICA y Constructora MT de Oaxaca S. A. de C. V., conformada por las empresas ICA y Carso, realizaron una serie de estafas en los trabajos que fueron dejados a medias en los tramos Mitla-Istmo, Tehuantepec y Barranca Larga-Ventanilla y como resultado empresas oaxaqueñas fueron las que resultaron afectadas, pues debido a la rescisión de contratos, daños y perjuicios compensatorios por 75 millones de pesos, la conclusión de la supercarretera a la Costa quedó sin tener fecha de conclusión.

Por su parte, ICA dejó una serie de convenios incumplidos con empresas locales, ya que contrataron sin pagar el uso de maquinaria para realizar los trabajos como la contratación de personal, dejando un adeudo millonario a la SCT delegación Oaxaca, quien solapó el incumplimiento de la empresa en la construcción de la vía rápida.

Posteriormente con la celebración de un contrato firmado el 14 de octubre de 2017, el Fonadin se obligó a pagar el saldo insoluto, intereses y demás cantidades que se adeudaban al Banobras en términos del crédito preferente y de la carta de pago del crédito preferente.

El crédito preferente fue el obtenido el 15 de junio de 2012 con Banobras por la cantidad de mil 368 millones de pesos, de igual manera en ese tiempo aceptaron asumir el pago del crédito subordinado y todas las obligaciones que del mismo se derivan hacia la empresa, mediante la suscripción del Convenio de Extinción del Crédito Subordinado, el cual se adquirió con el mismo Fonadin el 15 de junio de 2012 por la cantidad de mil 200 millones de pesos.

Además, también se comprometió a liquidar la deuda con la empresa Corporativo Constructor Hermes Ramírez S. A. de C. V., por 20 millones 974 mil 977 pesos, con Pinarisa Infraestructura Total S. A. de C. V. por 20 millones 814 mil 758 pesos y con Urbanizaciones GYB S. A. de C. V. por un monto de 31 millones 90 mil 165 pesos.

Asimismo, ICA también se comprometió a pagar a la empresa Orva, cuyo adeudo es de 65 millones 888 mil 906 pesos por concepto de servicios de supervisión de la obra correspondientes a los meses de octubre de 2015 a octubre de 2017.

El 24 de septiembre, el Fonadin pagó a la empresa 997 millones 750 mil pesos por concepto de apoyo no recuperable con la modalidad de subvención y el 18 de agosto de 2014, la SCT invirtió 350 millones de pesos con la contratación de la empresa Ecobanca para que ejecutara obras adicionales al tramo carretero en materia de impacto ambiental.

En marzo de 2017, los diputados de la LXIII Legislatura exhortaron al gobierno federal a rendir un informe sobre el avance y fecha de conclusión de las autopistas Istmo-Costa, así como al gobierno de Oaxaca para que gestionara la terminación de estas dos obras.

Posteriormente, en marzo de 2018, la SCT y el gobierno del estado dieron el banderazo de reinicio de los trabajos de construcción de la autopista Oaxaca-Puerto Escondido que se anunció desde hace nueve años.

La SCT también anunció que, en marzo de este año, esperaban retomar los trabajos de la autopista Oaxaca-Istmo sin embargo continúan detenidos.

Según Banobras, el tramo de la carretera Oaxaca-Costa tendrá 104.27 kilómetros lineales, contará con cuatro carriles, 11 puentes, tres túneles, nueve entronques y dos casetas de cobro y reducirá el tiempo de traslado de seis a tres horas de la ciudad de Oaxaca a la Costa.

A la fecha hay un puente inconcluso, el material se encuentra en mal estado, innumerables grietas y baches, mientras los oaxaqueños siguen esperando los empleos y la terminación de estas vías carreteras que conectarían a Oaxaca de Juárez con la Costa y con el sur del país, y que se han convertido en elefantes blancos a pesar de ser las obras más prometidas por el gobierno estatal y federal.