http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/05/1-35-770x470.jpg

Sin aclarar, presunto desvío de Salomón Jara en Sedapa

Francisco Vásquez

Sin aclarar, presunto desvío de Salomón Jara en Sedapa

Salomón Jara Cruz, candidato al Senado por Oaxaca de la Coalición Juntos Haremos Historia, que integran el Partido Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social, en plena campaña electoral fue acusado de un presunto desvío de recursos por 50 millones de pesos, detectado durante su gestión como titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedapa) en el sexenio del exgobernador Gabino Cué Monteagudo.

A menos de dos meses de una jornada electoral que será histórica para el país, donde se elegirán al presidente de la república, gobernadores, senadores, diputados federales, locales y presidentes municipales, el aspirante a senador se ha negado a justificar el por qué diversos programas asistenciales de la dependencia a su cargo no aterrizaron en las comunidades de Oaxaca.

De acuerdo a la excontralora del Poder Ejecutivo en el gobierno de Gabino Cué, Perla Woolrich Fernández, hasta mayo de 2015 se detectaron diversas anomalías derivadas de desvíos de recursos oficiales por 50 millones de pesos, y que hasta el momento dicho expediente no ha sido cerrado, sin embargo, afirmó que si Salomón Jara no enfrentó un proceso judicial es porque lo protegió el entonces mandatario estatal Gabino Cué Monteagudo.

Señaló que dada su cercanía con el exgobernador se detuvo la exigencia de la comprobación de recursos a pesar de que éstos provenían del gobierno federal y por ende la debida integración de expedientes penales, pues para iniciarse la averiguación previa, era necesaria que dicha determinación fuera aprobada por el gobernador, situación que provocó su renuncia al cargo de contralora, aseveró.

Por esa razón, la LXII Legislatura del Congreso del estado pidió a Salomón Jara Cruz que explicara el uso y destino que le dio a los diversos programas de apoyo al campo que no se vieron reflejados en las comunidades, pero éste entregó informes a medias y no pudo deslindarse de sus acusaciones, aun así, el asunto no registró mayores avances.

Recientemente, en una conferencia de prensa, la también candidata al Senado de la República por la Coalición Por México al Frente conformada por el Partido de la Revolución Democrática, Partido Acción Nacional y Partido Movimiento Ciudadano mencionó: “Me sorprendió que fuera candidato y ojalá me aceptara el reto a un debate, porque me encantaría tener de frente a Salomón Jara para decirle que le practicaron varias auditorías y el señor me llevó puras facturas cortadas, cercenadas, papeles que estaban borrados, documentos sin valor alguno”.

La excontralora del gobierno de Gabino Cué dijo que “temblaba de miedo el señor” y aunque no comprobó nada sobre el desvío de recursos, por orden directa del mandatario estatal no se judicializaron las investigaciones, por lo cual se vio obligada a renunciar, aunque fungió después por un año como asesora del gobernador, agregó.

Por su parte, el aspirante a la Cámara de Senadores por la Coalición Juntos Haremos Historia, Salomón Jara Cruz, en reiteradas ocasiones ha declarado que los diversos señalamientos por desvío de recursos han sido de parte de funcionarios panistas y seguidores de Gabino Cué, dado que en ese sexenio era el único integrante del gabinete estatal que simpatizaba con la ideología del ahora candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Incluso, cuando se le cuestionó si estaba preocupado de que se le girara una orden de aprehensión por una supuesta malversación de recursos en su gestión al frente de Sedapa, respondió “no hay ningún temor, yo no debo nada, no tengo cola que me pisen”.

El excandidato a gobernador de Oaxaca afirmó que hasta el momento no le han comprobado nada porque las acusaciones son infundadas, y si llegare a enfrentar un proceso penal, podría ser por cuestionar y ser crítico del actual gobierno del estado.

Actualmente, la Fiscalía Anticorrupción de Oaxaca no ha cerrado la indagatoria contra el abanderado de la Coalición Juntos Haremos Historia, pues nunca entregó los documentos que justificaran el uso y destino de al menos 50 millones de pesos, sin embargo, dicha cifra podría ascender a cerca mil 200 millones de pesos, según la excontralora del gobierno del estado, y que serían para elevar la producción y competitividad agropecuarias y en consecuencia el bienestar de los productores rurales en el estado.