http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_12_209.jpg?itok=Wy6HK23N

Medicamentos caducos en el Hospital Civil de Oaxaca

Nadia Altamirano

http://www.nvinoticias.com/nota/90440/medicamentos-caducos-en-el-hospital-civil-de-oaxaca

Por falta de medicamentos intraoculares, los bebés que nacen de manera prematura en el Hospital General doctor Aurelio Valdivieso de los Servicios de Salud de Oaxaca corren el riesgo de quedar ciegos.

A pesar de que el Avastin (bevacizumab) en frasco con solución de 100mg/4ml., debe ser parte del tratamiento oportuno y clasificado como no faltante en el cuadro de medicamentos de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del nosocomio, éste no está disponible para ser aplicado a neonatos que lo requieran en el principal hospital público de Oaxaca.

De acuerdo con un recorrido que ayer realizó NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca a la UCIN, fue posible corroborar que la única caja de Avastín disponible caducó en diciembre pasado y no había ninguna otra.

Daño colateral

De administrarse este medicamento antiangiogénico caduco, se puede disminuir la efectividad y potenciar el riesgo de efectos colaterales como sangrado de tubo digestivo, hemorragia pulmonar o aumento de la presión arterial sistémica.

Mediante oficio dirigido al encargado de la dirección del Hospital, Ernesto Garzón Sánchez, y al Jefe de la División de Pediatría, Alberto Paz Pacheco, el neonatólogo pediatra, Óscar García Cuevas, hizo ver el faltante desde el pasado lunes.

En promedio, al día al menos 5 bebés nacen prematuros en el Civil

Falta médico retinólogo oftalmólogo

Antes, a principios de abril, en un primer oficio al encargado de la dirección del Hospital, Ernesto Garzón Sánchez, y al Jefe de la División de Pediatría, Alberto Paz Pacheco, el neonatólogo pediatra, García Cuevas, solicitó llevar a cabo las gestiones para la contratación de un médico retinólogo oftalmólogo que permita realizar los tamizajes para recién nacidos prematuros de más de 27 semanas de gestación.

Dicho tamizaje debe realizarse a partir de la tercera semana de vida, es decir a los 21 días, pero al momento de la entrega del oficio había al menos cinco prematuros, de éstos, dos niñas de entre 20 y hasta 64 días de nacidos a quienes no se les había realizado dicho estudio porque el médico retinólogo subrogado no había acudido a valorarlos «por causa de salud personal».

Ese mismo neonatólogo dirigió el pasado lunes un segundo oficio a las mismas autoridades del hospital para solicitar la adquisición del medicamento Avastin (bevacizumab) en frasco con solución de 100mg/4ml., el cual es vital para prevenir la discapacidad visual en recién nacidos prematuros.

Sombra de ceguera

Las secuelas por la falta del suministro del medicamento van desde «alteraciones en la visión hasta el desprendimiento de la retina y la ceguera total», si además no se realiza su tamiz, se le niega el tratamiento y no se da seguimiento oportuno de la retinopatía del recién nacido prematuro.

Con el faltante se incumplen además las normas NOM 034-SSA2-2000 que alude a la revisión de enfermedades oculares del recién nacido y la NOM-007-SSA-1993, la cual menciona la revisión de enfermedades oculares «a fin de brindar tratamiento oportuno y derivado del creciente nacimiento y sobrevida de pacientes prematuros de muy bajo peso al nacer».

En el oficio se advierte que, de ser solicitado por el médico retinólogo, el Avastin «debe proporcionarse y aplicarse inmediatamente con el objetivo de evitar la discapacidad visual en el prematuro», además de los conflictos legales que podría propiciar la violación del derecho a la salud de los menores.

Acepta director medicina vencida

De acuerdo con el encargado de la administración del hospital, el Avastin está resguardado en su escritorio, aunque el fármaco vencido "lo tenían en refrigeración". FOTO: Mario Jiménez

El encargado de la dirección del Hospital General doctor Aurelio Valdivieso, Ernesto Garzón Sánchez, admitió la existencia de medicamento caduco como el Avastin que se requiere administrar a prematuros para prevenir problemas visuales.

Sin embargo, argumentó que este se podía administrar al paciente que lo necesite porque estaba en refrigeración y habría sido sustituído ayer mismo, luego de que un día antes se compraron dos cajas.

“El Avastin es un medicamento que usa servicios de oftalmologia, su precio fluctúa alrededor de los 9 mil 500 pesos. Lo que hicimos es preguntar al médico oftalmólogo si lo podíamos utilizar en lo que llegaba el que compramos, ese medicamento podía utilizarse siempre y cuando estuviera en refrigeración”, aseguró.

Insistió en que se tienen dos cajas de Avastin que caducarán el 3 de marzo del 2019, las cuales llegaron en la víspera, “pero lo tienen en la administración, lo tengo en mi escritorio el Avastin”.

Y precisó: “Llegó ayer, lo adquirió el administrador, lo pagamos con dinero del hospital, el que dimos lo teníamos aquí en refrigeración”, sin embargo durante un recorrido a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales se pudo corroborar que el que había en existencia caducó desde el 8 de diciembre pasado.

“Es un solo frasco, una ámpula y el médico dijo que no había problema, que se puede utilizar y cuando llegara lo íbamos a cambiar, la intención es no dejar descubierto al niño y ya se cambió el medicamento”, justificó.

Aunque se le preguntó desde cuándo el hospital no adquiría este fármaco, se limitó a decir “yo tengo aquí escasos meses y, es como el tercer medicamento de Avastin que autorizamos”, a pesar que de los 35 de los nacimientos diarios, entre 5 y 7 son prematuros y de dos a tres pueden requerir un tratamiento con la sustancia activa Bevacizumab.

Incluso, el especialista aseguró que “tuvimos una donación de varias piezas y lo compramos en cuanto se requiere, aproximadamente 4 o 5 al mes”.

“No sabría decir si hubo desabasto o no, los primeros en enero pudieran haber algo de desabasto por la situación muy crítica del hospital que ni dinero había”.

Apenas en noviembre pasado el personal mantuvo un paro de nueve días por la falta de insumos y fármacos.