http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/04/2-114-770x470.jpg

Comunidades acusan a la CDI de violentar consulta indígena

Francisco Vásquez

Comunidades acusan a la CDI de violentar consulta indígena

Comunidades zapotecas de los distritos de Ocotlán, Zimatlán y Ejutla de Crespo, que integran la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y Defensa del Agua (Copuda), denunciaron la negativa de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) para dar continuidad a las mesas de diálogo de la consulta indígena llevada a cabo en los Valles Centrales, respecto de la modificación del decreto de veda de 1967 que limita y condiciona el uso del agua a estos pueblos.

Conrado Sánchez Aguilar, representante de Copuda, indicó que mediante estas mesas de diálogo se están tomando decisiones de suma importancia para la reglamentación del uso del acuífero en la microregión Xnizaa, cuyo proceso lleva 13 años por la inconsistencia y falta de asistencia de las instancias gubernamentales, principalmente de la CDI.

Abundó que actualmente se encuentran en la cuarta etapa de cinco, estudiando dos propuestas, una que hizo la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y otra que hizo Copuda, sin embargo, denunciaron que el estado emprendió una estrategia para detener la consulta indígena iniciada.

Agregó que el 24 de enero del año en curso entregaron a la Conagua la propuesta de una zona reglamentada comunitaria e indígena, propuesta que tiene como base las siguientes exigencias: La zona reglamentada será para las 16 comunidades de la microregión Xnizaa y no para el acuífero de Valles Centrales, que no haya concesión “porque la concesión no garantiza el agua”, la Copuda propuso un plan de manejo integral comunitario, que sea una reglamentación de acuerdo a los sistemas normativos de cada comunidad, que el órgano rector de la zona reglamentada sean las autoridades comunitarias.

Sánchez Aguilar dijo que el pasado 4 de abril tenían programada una reunión de la consulta indígena donde la CDI era responsable directa de coordinarla, como uno de los acuerdos para seguir construyendo la propuesta de la zona reglamentada comunitaria e indígena, ahí mismo, la CDI entregaría un documento de términos y conceptos que se han mencionado en la propuesta que se está construyendo y de esa manera avanzar en una propuesta conjunta para destrabar el conflicto.

Pero la CDI faltó a dicha cita, incumpliendo con el protocolo de la consulta indígena y lastimando el proceso, esta acción generó molestia entre los campesinos quienes continúan haciendo el esfuerzo para que el proceso avance.

Asimismo, la CDI se comprometió a entregar este documento el día 11 de abril a la Conagua, y esta institución responsable del desarrollo de la consulta indígena la iba hacer llegar a las autoridades de la Copuda, lo cual no sucedió.

“Es a estas alturas que no nos han entregado el documento, la CDI no está siendo responsable con este proceso de consulta indígena, es una estrategia del Estado de cansar a las comunidades que estamos organizadas para defender y cuidar el agua, por ese motivo demandamos: La participación de las instituciones públicas en las mesas de trabajo de la consulta indígena; la responsabilidad de las instituciones con los compromisos adquiridos en las mesas de trabajo, en especial el de la CDI, y que además entregue ya el documento de glosario para que la consulta indígena siga desarrollándose”, expuso.

Por último, Conrado Sánchez Aguilar y las 16 comunidades de Copuda responsabilizaron a la CDI y la Conagua del riesgo que corre la consulta indígena de paralizarse y les exigieron cumplir con sus obligaciones.

Las comunidades que integran la Copuda son: San Martín Tilcajete, San Antonino Castillo Velasco, Santiago Apóstol, San Sebastián, San Isidro, Asunción, San Jacinto, San Martín Peras, Santa Ana Zegache, San Pedro Mártir, El Cuajilote, San Pedro Apóstol, San Matías Chilazoa, San Felipe Apóstol, Texas de Morelos y La Barda Paso de Piedra.