http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_1_211.jpg?itok=cWhl3wLK

Invisibles 500 niños huérfanos por feminicidio en Oaxaca; Reyna dejó tres

Giovanna Martínez

http://www.nvinoticias.com/nota/89904/invisibles-500-ninos-huerfanos-por-feminicidio-en-oaxaca-reyna-dejo-tres

La ilusión por la llegada de su bebé hacía feliz a Reyna, era tal su alegría que la compartía a través de las redes sociales, donde amistades le manifestaban buenos deseos y mejores vibras; su esposo era el gran amor de su vida.

Era una familia joven, conformada por dos adultos y tres infantes entre ellos la recién nacida; momentos hermosos quedaron plasmados en fotografías que como familia compartían.

El lunes 2 de abril Reyna Alicia desapareció junto con su recién nacida de 16 días, su cuerpo fue encontrado en un terreno baldío en inmediaciones de San Mateo Macuilxóchit, abandonado al interior de un tambo de plástico.

Arturo, su esposo, fue el principal sospechoso, pero después se descartó esta teoría cuando una pareja fue detenidas por su responsabilidad en los hechos.

Ahora, Arturo será quien cuide de sus hijos, la recién nacida se alimentará de formulas, pues les arrebataron a su madre, aquella que se encargaba de cuidarla de velar por sus otros dos hermanos. Pero Arturo debe  trabajar para mantenerlos y quedarán solos.

Invisibles para las autoridades

Las autoridades no hablan de los daños colaterales que deja el feminicido, que afecta todo el núcleo familiar. De acuerdo con Mayra Morales Aldaz de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (DDESER), no existe una política de atención para los niños en situación de orfandad por feminicidios.

Indicó que en la mayoría de los casos, la guardia custodia se le otorga al familiar más cercano en quien recae la responsabilidad del cuidado y manutención, evidenciando al estado en su nula labor de prevención y actuación al impartir justicia.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca del 2017, revelados por la entonces fiscal en Atención de Delitos contra la Mujer, Rosario Villalobos Rueda en Oaxaca había 530 huérfanos, de los 582 feminicidios ocurridos en el sexenio de 2010 a 2016. La cifra no abarca los nuevos asesinatos de mujeres como el de Reyna.

Las cifras del apartado Víctimas del fuero común del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que en el año 2017, se registraron 63 feminicidios en Oaxaca; mientras que de enero a febrero del 2018 sólo registran dos, casos, son más.

Oaxaca cuenta con la Ley de Atención a Víctimas aprobada por el Congreso local desde el 7 mayo de 2015, la cual incluye entre sus apartados la protección de menores de edad víctimas colaterales de delitos e instruye la reparación del daño; sin embargo, esta ley a pesar de vigente, no garantiza la atención de los menores.

“Los familiares o personas que tengan una relación inmediata con la víctima, deben percibir ayuda provisional y oportuna de los sistemas de víctimas federales o de las entidades”, señaló Morales Aldaz.

A nivel nacional también los ignoran

En México, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio manifestó que la obligación de un registro de hijos víctimas de feminicidios debería de recaer en el Sistema de Desarollo Integral de la Familia (DIF).

De acuerdo al observatorio, la Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH) emitió una sentencia en el 2009 por tres casos de feminicidio en Ciudad Juárez, Chihuahua, que obligó al Estado mexicano a reconocer a los hijos de mujeres asesinadas por razón de género como víctimas y a establecer las bases jurídicas y políticas públicas necesarias para respaldarlos, sin embargo no hay registros.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio manifiesta que los hijos de las mujeres asesinadas deben recibir recursos económicos y atención psicológica integral pues el suceso de perder a una madre en esas circunstancias tiene consecuencias significativas en su desarrollo.

En mayo del 2017  el PRI en el Congreso Federal propuso adicionar a la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, medidas necesarias para prevenir, atender y sancionar los casos en que los menores sean hijos de mujeres víctimas de feminicidio.

Además, que la Ley General de Víctimas obligue a las autoridades federales, estatales y municipales a contar con un registro específico del número de hijos de mujeres asesinadas, pues hasta el momento los menores víctimas de feminicidio han sido invisibles para las autoridades.

En tanto, el pasado 6 de diciembre del 2017, Jalisco se convirtió en la primera entidad del país en garantizar a los hijos de víctimas de feminicidio los programas sociales a los cuales tienen derecho como víctimas secundarias: apoyo económico, tratamiento psicológico y alojamiento.

En campañas electorales el tema no se ha quedado atrás, pues a principios de abril del 2018 la candidata independiente a la Presidencia de la República, Margarita Zavala ofreció la creación de un Registro Oficial de Huérfanos por Feminicidio.

Destacó que a través de este registro se garantizará la alimentación, educación, apoyo psicológico y jurídico a las víctimas de estos crímenes; esto, derivado de la reunión que sostuvo la candidata con familiares y representantes de víctimas de feminicidios en el municipio de Ecatepec, Estado de México.