http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_9_224.jpg?itok=Spi4_D_w

Un mensaje de odio y fracaso de operativos de seguridad, brutal asesinato de mujer en Dainzú, Oaxaca

Citlalli Luciana

http://www.nvinoticias.com/nota/89348/un-feminicidio-cada-34-dias-en-oaxaca

En lo que va del 2018, en promedio ha sido asesinada una mujer cada 3.4 días. De los 27 crímenes, el último hallado sobre la carretera que comunica a las ruinas de Dainzú, representa, para los grupos feministas, un mensaje de misoginia, es decir odio a las mujeres, y “fracaso de los megaoperativos de seguridad” llevados a cabo por las corporaciones policiacas recientemente en territorio estatal.

“Estamos espeluznadas, sin aliento ante el hallazgo terrorífico. Lo que es claro es que la violencia está incontrolable”, señaló Ana María Hernández Cárdenas de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, organización de la sociedad civil que alimenta la plataforma Contador del feminicidio en Oaxaca.

Desde 2004, junto con otras organizaciones de la sociedad civil llevan el recuento de la violencia feminicida en Oaxaca a través de una revisión hemerográfica y portales de información.

El contador que puede ser consultado en www.violenciafeminicida.consorciooaxaca.org.mx revela que en lo que va del sexenio de Alejandro Murat Hinojosa se han cometido 156 asesinatos de mujeres, en promedio uno cada tres días.

“La violencia se ha disparado. Es incontrolable. Lo que ocurrió en el reciente feminicidio es una clara señal de una violencia que está cargada además de un odio por el hecho de ser mujer. La curva no ha descendido, más bien ha ido creciendo”, dijo.

Balas y tortura

Otro dato relevante es el crecimiento en el uso de armas de fuego y acciones de tortura antes de ser asesinadas.

En el informe La Violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016, realizado por ONU Mujeres señala que los asesinatos de las mujeres se realizan con mayor grado de sufrimiento y saña

Mientras que en poco menos de 49 por ciento de los casos se recurrió a armas de fuego en 2016, en los homicidios de varones esta proporción es de 67.4 por ciento.

En contraste, es más frecuente el uso de medios más brutales para asesinar a las mujeres: en los últimos cinco años los objetos cortantes se usaron 1.3 veces más en los homicidios de mujeres que de hombres. Asimismo, se recurre tres veces más al ahorcamiento, estrangulamiento, sofocación, ahogamiento e inmersión, y el uso de sustancias y fuego es el doble que en el caso de los hombres.