http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/03/1-174-770x470.jpg

Gobierno de Oaxaca debe 121 mdp a proveedores de uniformes escolares

Laura Molina

Gobierno de Oaxaca debe 121 mdp a proveedores de uniformes escolares

Proveedores de uniformes exigieron al gobernador de Oaxaca que la Secretaría de Finanzas (Sefin) realice el pago correspondiente a 121 millones de pesos que les adeudan del año fiscal 2017.

En una publicación, Proceso informó que los proveedores solicitaron desde el 1 de marzo la intervención del gobierno estatal para que la Sefin cubriera los adeudos adquiridos, en razón de que desde noviembre de 2017 se suponía debían pagarles, sin embargo, indicaron, sólo se liberaron 15 millones de pesos que fueron entregados a un comité de proveedores, situación que los inconformó, por que dicho grupo no representaba a la totalidad de los que se encontraban apoyando el programa de dotación gratuita de uniformes.

Cabe destacar que los uniformes fueron adquiridos dentro del programa “Vamos juntos a la escuela”, cuya finalidad es dotar de uniformes escolares a estudiantes de educación básica y beneficiar a familias de escasos recursos.

Asimismo, afirmaron que desde 2011, son 97 las personas que proveen los uniformes, mismas que no han dejado de trabajar, aunque el gobierno haya detenido los pagos de facturas, obligándolos a buscar financiamientos y pagar intereses, perjudicando su situación económica.

Los denunciantes externaron su preocupación ante la ineficacia del titular de la Sefin, Jorge Gallardo Casas, pues aseguraron no resuelve con prontitud los problemas y pone trabas argumentando que no hay recursos.

Indicaron que hasta el 16 de marzo de 2018, sólo habían recibido un abono de 29 millones de pesos, los cuales representaban apenas el 16 por ciento del adeudo total de 2017.

Externaron que ya viene el próximo ciclo escolar y el gobierno no ha mostrado liquidez para solventar la deuda de 121 millones de pesos, por lo cual ellos tampoco tienen dinero para comprar la materia prima necesaria para la fabricación de los uniformes.

Los afectados recordaron que el Congreso de Oaxaca etiquetó 500 millones de pesos anualmente para el programa “Vamos juntos a la escuela”, de los cuales, 150 millones corresponden a uniformes para unos 400 mil estudiantes, y el resto, 350 millones, es para uniformes en especie que se adquieren en otros estados mediante una licitación nacional.

Situación que también perjudica a los proveedores oaxaqueños, pues con el argumento de que es un subsidio para las familias de Oaxaca, el gobierno se exime de pagar el Impuesto al Valor Agregado, obligando a las empresas locales a pagar dicho impuesto.

Los proveedores también se quejaron de que aún existe un adeudo que dejó el exgobernador Gabino Cué Monteagudo por casi 9 millones de pesos a 12 de ellos, mismo que supuestamente sería pagado a mediados de 2017 por el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca después de que se comprobara que las prendas realmente fueron entregadas a los beneficiarios.

Denunciaron el mal manejo que realiza el gobierno del estado al proporcionar datos personales y ventilar información a un comité que hace mal uso de ellos, cuando la única interlocución debe ser con la Sefin, por lo que indicaron que debido a dicha filtración presentarán una denuncia en la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental.