http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_31_125.jpg?itok=h2_l_Bp8

Armas, droga, homicidios y abigeato en la Costa de Oaxaca

Luis Ignacio

http://www.nvinoticias.com/nota/87693/armas-droga-homicidios-y-abigeato-en-la-costa-de-oaxaca

SAN JUAN BAUTISTA LO DE SOTO.- El corredor costero de Río Grande hasta los límites con el estado vecino de Guerrero, se convirtió en ruta importante del tráfico de personas, armas y drogas que tienen como destino el puerto de Acapulco o la Ciudad de México; sin embargo, el trasiego ilícito aumentó la comisión de actos delictivos en la región. Asaltos, abigeato, robos y asesinatos son ahora el pan de cada día de los habitantes de la Costa oaxaqueña.

La situación se complica porque la mayoría de los 50 municipios de los distritos de Juquila, Jamiltepec y Pochutla, no cuentan con policías municipales certificados, dotados de armamento y vehículos adecuados para enfrentar a los delincuentes, ni con los conocimientos tácticos requeridos.

De acuerdo a la versión de autoridades y representantes populares la policía estatal preventiva no realizar patrullajes en la zona, ni mantiene ningún retén en la carretera federal 200 Pinotepa Nacional-Acapulco, por lo que únicamente los elementos del Ejército Mexicano y Marina vigilan el lugar, “pero sus recorridos son insuficientes para cubrir los 144 kilómetros desde Piedra Parada o Río Grande hasta el municipio de Cuajinicuilapa, Guerrero”.

Crimen en 2017
224 robos con violencia, a autos, casas en Pinotepa Nacional
36 robos en marzo de 2017, el de mayor incidencia
20 casos de abigeato en Pinotepa
368 delitos denunciados en Jamiltepec
50 delitos en diciembre, mes más violento en Jamiltepec

 

“¿USTEDES CREEN QUE NO ME DA MIEDO?”

La presidenta municipal de Lo de Soto, Samantha Caballero Melo, asevera que su vecindad con Guerrero provoca que aumente la delincuencia en la zona. “¿Ustedes creen que no me da miedo que entren (los delincuentes) a Lo de Soto? ¡Me da miedo! Sin embargo, tratamos de que no sucedan cosas graves, pero entran, roban el ganado, los caballos, los chivos”.

-¿Han entrado?

-Sí, está cerquita Cuajinicuilapa, a 20 minutos.

“(Los delincuentes) dicen: vamos a Soto ahí hay muchas vacas, muchos chivos, mucho esto; que feo se siente que uno esté alimentando los animalitos para que en un día te los vuelen todos; se perdieron más de 25 vacas aquí, hace como un mes y medio; se las llevaron todas con todo y becerros, que tan feo fue para la persona encontrarse un día sin animales”.

-¿Y la policía municipal?

-Ahí están los policías, tienen todo se puede decir, pero lo más importante que son los vehículos no los tienen. Todo lo hacen caminando, a partir de las 10 de la noche realizan sus recorridos, velan toda la noche por turnos hasta amanecer.

-¿Cuántos son?

-Once.

-¿Tienen armas?

-Sí, pero son escopetas. ¿Qué puede hacer una escopeta ante un cuerno de chivo? Nada, sin embargo estamos dando resguardo a la población.

-¿Y la policía estatal?

-No entra, va para un año que no se paran por aquí. Los únicos que realizan recorridos por la zona son los militares.

Los mismos policías municipales tienen que improvisar garitas de revisión.

 

El alcalde municipal informa que incluso en la carretera de acceso a Lo de Soto los delincuentes colocan ramas y maderas para detener a los automovilistas para asaltarlos. “Esta semana estuvieron asaltando y todavía están las ramas en la carretera, por eso es muy difícil transitar por la noche”.

EL EFECTO CUCARACHA

El diputado por el distrito de Pinotepa Nacional, Tomás Basaldú Gutiérrez, afirma que la violencia en la región no es diferente a la que se vive en la capital del estado u otros municipios del país.

“Pero en la semana se registró un asesinato en el mercado municipal Pedro Rodríguez, donde van las familias a realizar sus compras y esto es muy preocupante, por eso me reuní con el presidente municipal, Guillermo García Cajero, para solicitarle que tenga comunicación con el secretario de Seguridad Pública y juntos se coordinen con el Ejército para dar seguridad a los pobladores de la Costa”.

Asevera que el efecto cucaracha afecta a la Costa oaxaqueña, por eso se ha insistido en que el Ejército, la Marina, la policía estatal y las policías municipales se coordinen para evitar un mayor brote de violencia en la región. “Yo creo que es muy importante que el titular del secretariado ejecutivo, José Manuel Vera Salinas, se constituya en la zona de la Costa con el secretario de seguridad pública, para que se reúna con todos los presidentes municipales y se coordinen los esfuerzos, porque muchos policías municipales no están legalmente registrados, solo Pinotepa Nacional y otro tiene policías acreditados, pero la mayoría es por usos y costumbres y no tienen las herramientas necesarias para combatir a la delincuencia organizada”.

Las policías municipales hacen lo que pueden para intentar contener la inseguridad. FOTO: Mario Jiménez

Basaldú Gutiérrez comenta que seguridad nacional tiene conocimiento de que la Costa oaxaqueña es una región donde se registra el trasiego de armas, drogas, tráfico de personas, abigeato, etcétera, porque es la zona que une Centroamérica con Guerrero.

-¿Qué tanto desestabiliza a las comunidades costeñas la presencia del crimen organizado?

-Mucho, porque las familias viven en la zozobra y no están tranquilas. Tal vez no tengan para comer hoy, pero si tienen inseguridad donde la gente se está matando o están matando, o están asaltando o están haciendo cosas indebidas, la gente tiene miedo y ya no vive tranquila. Por eso es importante que antes de que esto se salga de control, se atienda de manera coordinada.

Manifiesta que todas las dependencias de seguridad nacional conocen la situación de la Costa oaxaqueña. “Saben que por ahí circulan armas, drogas y personas, por eso los tres órdenes de gobierno debe sumar esfuerzos, para contrarrestar lo que sucede en la región”.

Muchas familias viven en la zozobra y el temor por los altos indices de delictivos en la región. FOTO: Mario Jiméne