http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/02/1-216-770x470.jpg

La delincuencia sin control, y el gobierno, en campaña

Laura Díaz

La delincuencia sin control, y el gobierno, en campaña

La delincuencia, la organizada y la tradicional, viven horas de éxito en Oaxaca, porque mientras ellos hacen de las suyas, los directivos policiacos andan en amoríos, en fiestas y comidas de glamour, y el gobierno dedicado a las campañas electorales.

En las últimas horas, la ciudadanía de Oaxaca vivió los dos tipos de delincuencia: en Cinco Señores apareció una cabeza decapitada en una hielera con un narco-mensaje, cerca su cuerpo y, en la madrugada de ayer, unos asaltantes asesinaron a un empresario en una calle de la colonia Reforma.

El decapitado es signo de la delincuencia organizada que tiene sus reales en Oaxaca, pero por no tener competencia en la plaza se mantuvo de bajo perfil en los últimos meses; no así en el Papaloápam, la Costa y el Istmo de Tehuantepec donde tienen en el terror a las familias.

En la colonia Reforma son constantes las acciones de una banda que hasta hace poco asaltaba a transeúntes y en pleno día asaltaban comercios; ahora fue un asalto nocturno a la casa de un empresario que por no dar la contraseña de la caja fuerte fue asesinado y los criminales se llevaron la caja y su coche, que apareció quemado en Zaachila.

No son acciones aisladas, son el resultado de la omisión y la complicidad de los mandos policiacos; sólo así se explica el incremento de las acciones delictivas desde que este gobierno asumió el control del estado.

Por eso, en una conferencia de prensa, Raúl Ruiz Robles, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Oaxaca, aseguró que se ha incrementado la inseguridad en el estado, pero las autoridades estatales han minimizado los daños.

Ruiz Robles dio a conocer que los oaxaqueños vivimos en un estado inseguro. La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Pública estima que 3.5 de cada 10 oaxaqueños mayores de 18 años considera que su entorno es inseguro.

Manifestó que según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2017 los robos crecieron en 8.3 por ciento, los robos a negocios en 62 %, los homicidios dolosos se incrementaron 14.8 % y los homicidios con arma de fuego, 14.76 por ciento.

Sólo en enero de 2018 se han cometido mil 94 robos, ya el 10 % de los ocurridos en todo 2017.

Reconoció que los datos no reflejan la verdadera situación de la violencia criminal, porque los ciudadanos no acuden a denunciar, pues las instancias del Ministerio Público se encuentran en Reyes Mantecón e ir hasta allá para la denuncia y luego la ratificación, es engorroso para los ciudadanos.

Acompañado de la directiva de la Coparmex, explicaron que en el Centro Histórico hay constantes asaltos a mano armada, asesinatos y robos, sin que las autoridades garanticen la protección a los transeúntes, vecinos y negocios establecidos.

“El interior de nuestras casas ya no es seguro, ya que hasta ahí llegan los delincuentes; hombres desmembrados con cartulinas amenazantes; camionetas con hombres fuertemente armados desfilando por el centro de la ciudad, anunciando la llegada de un cartel al estado. Estos no son casos aislados, son cada vez más comunes”, describió.

“Estamos pidiendo que las autoridades no hagan oídos sordos a este problema; no más corrupción en estos temas por parte de las autoridades, la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública”, manifestaron.

Consideran que en Oaxaca ya llegó el crimen organizado y muchos casos de víctimas de extorsión telefónica, secuestro y otro tipo de delitos que las autoridades han querido minimizar.

Dijeron que esta desidia se da a pesar de los millonarios recursos que la federación entrega al gobierno del estado para atender la delincuencia: de 2015 a 2017, el gobierno recibió más de 880 millones de pesos para atender la seguridad, pero nadie sabe qué han hecho con el dinero.

Por esos resultados y por esas dudas, dijeron que crearán un sistema de información para evaluar la eficiencia de las políticas públicas, la que consideran como deficientes en el tema de seguridad.

Violencia

En la madrugada del martes se encontró el cadáver del empresario Alejandro Silva, víctima de un sangriento asalto en la Diagonal de Margaritas, en la colonia Reforma de la ciudad de Oaxaca.

Según la Fiscalía General del Estado, abrió diferentes líneas de investigación, siendo la primera el robo a casa habitación, porque del domicilio de la víctima sustrajeron un vehículo y una caja fuerte. El vehículo robado fue posteriormente localizado calcinado en el municipio de Zaachila.

El domingo pasado, una cabeza decapitada fue encontrada en una hielera, por el rumbo de Cinco Señores; cerca estaba tirado el cuerpo y una cartulina donde el grupo Sombra anunciaba venir a poner orden “a pedido de la ciudadanía y apoyado por empresarios oaxaqueños que ya están hasta la madre de esa gente, líderes que abusan del poder, ahí te va un mensaje René, Pablo, Bracamontes, Margarita y Carmela Luján y Javier (Xavi)… y vamos por ti Tayson de la cañada”.