http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/02/2-184-770x470.jpg

Desquician marchas a Oaxaca; el gobierno no da soluciones a nadie

Francisco Vásquez

Desquician marchas a Oaxaca; el gobierno no da soluciones a nadie

Integrantes del Movimiento Social e Indígena Presidente Juárez realizaron una marcha masiva para exigir al gobierno de Oaxaca el cumplimiento a diversas demandas sociales de comunidades de las ocho regiones del estado, como son el derecho al trabajo digno, a la educación, a la salud, a la alimentación, así como atención inmediata al sector campesino; ya que, dijeron, la actual administración estatal no ha asumido la responsabilidad de garantizar el respeto a estos derechos.

Con una intensa movilización de aproximadamente 12 mil personas, que dio inicio en el municipio de San Agustín de las Juntas y culminó con un mitin frente al Palacio de Gobierno, representantes de las organizaciones adheridas a este movimiento denunciaron violaciones a los derechos humanos de personas pertenecientes a comunidades indígenas, a quienes, dijeron, el gobierno los ha utilizado a su conveniencia durante décadas como bandera política, sin que ningún funcionario actúe de manera responsable para atender el rezago y marginación en que viven muchos pueblos de Oaxaca.

Luis Alberto Sosa Castillo, integrante de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos José Dolores López Domínguez, señaló que el gobierno estatal ha faltado a su obligación de garantizar a la población una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad; ha sido omiso en generar condiciones para lograr un medio ambiente sano, no hay programas incluyentes y eficaces de acceso a una vivienda digna, ni mucho menos ha garantizado el derecho a la protección de la salud.

“Nos preguntamos, ¿dónde está entonces el Estado de derecho cuando es el gobierno mismo el que no cumple con la ley?, el gobierno nos queda debiendo en materia de justicia y seguridad, en igualdad, salud y bienestar”, señaló.

Ante un zócalo repleto de manifestantes, reprochó la mala alimentación que padecen las familias de la Sierra Norte y Sierra Sur, la pobreza y marginación de los Valles Centrales, y mientras los funcionarios del gabinete, especialmente el gobernador de Oaxaca, se pasean en helicóptero para ir de visita a las comunidades, Oaxaca ocupa el último lugar de pobreza en el país.
Precisó que la crisis en el Sector Salud ha sido un problema latente que sólo es administrado por el gobierno sexenio tras sexenio, por lo que las recientes manifestaciones y el estallido de huelgas representan un reflejo de los malos gobiernos y de su incapacidad para implementar mecanismos y acciones eficaces para solventar deficiencias y erradicar la corrupción, un cáncer que viene desde los funcionarios de primer nivel.

“Basta con ir al hospital civil y preguntar a los ciudadanos usuarios del servicio de salud, si la atención es inmediata, si el servicio es de calidad, si la atención es completa, si las medicinas que por derecho les corresponden les fueron entregadas”, aseveró.

Dijo que el gobierno estatal ha demostrado una total ineficacia y falta de sensibilidad para atender las demandas de las familias oaxaqueñas, justificando su ineptitud para resolver la problemática del Sector Salud, con una supuesta falta de recursos públicos estatales y federales, sin embargo, esto sólo es una mentira que esconde una mala administración de la riqueza del país y de lo recaudado en los impuestos, recursos que son desviados o se utilizan injustamente para unos cuantos, “se adjudican a rubros inverosímiles sin priorizar los programas sociales y los sectores como el campo y la salud”, detalló.

Explicó que tan sólo el presupuesto total de la federación para el año 2018, es de 5 billones 279 mil 667 millones de pesos, de los cuales el campo y el Sector Salud se han visto poco beneficiados por décadas; y el presupuesto de egresos para el estado de Oaxaca para este año asciende a la cantidad de 67 mil 19 millones 786 mil 656 pesos, por lo que demandaron revisar a detalle en qué se gasta todo ese recurso.

Sostuvo que lo que empeora aún más la situación social es el recurso que el Instituto Nacional Electoral asignó solamente para este año a los partidos políticos nacionales y candidatos independientes para desarrollar actividades ordinarias y gastos de campaña en 2018, el cual asciende a la cantidad de 6 mil 788 millones 923 mil pesos.

Lamentó la prioridad que se le da a los partidos políticos en lugar de solventar carencias y necesidades del campo y la salud de las familias oaxaqueñas y mexicanas, “es una asignación por demás injusta ante la marginación y pobreza que lejos de unificar, acrecienta las desigualdades humanas”, puntualizó.