http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2018/02/1-206-770x470.jpg

Denuncian a mineras en Oaxaca por despojar de tierras a comunidades

Francisco Vásquez

Denuncian a mineras en Oaxaca por despojar de tierras a comunidades

Representantes de 60 comunidades del estado, 33 autoridades comunitarias y 36 organizaciones en  defensa del territorio, denunciaron la imposición de modelos extractivos de diferentes megaproyectos mineros que, afirmaron, violentan los derechos de los pueblos y comunidades indígenas de Oaxaca.

Luego de realizar el Segundo Encuentro Estatal de Pueblos, Comunidades y Organizaciones, “Aquí decimos sí a la vida, no a la minería”, precisaron que tuvo como finalidad fortalecer el proceso organizativo en las comunidades, ejidos, bienes comunales y municipios, para exhibir y denunciar proyectos extractivos que a través de la supuesta generación de empleos y desarrollo social están acabando con la vida de las comunidades.

Blas Hernández Molina, representante de la comunidad de Magdalena Teitipac, precisó que dichos proyectos mineros arrojan como consecuencia el despojo del territorio y la destrucción de los bienes comunes naturales, por ende el desplazamiento forzado de miles de habitantes que pierden su vida saludable, su conexión con la tierra y sus procesos de identitarios y culturales que dan sentido de pertenencia a los pueblos indígenas.

“Las comunidades indígenas hemos sido respetuosos, no queremos violencia, pero tampoco queremos que nos alteren la forma de vida que llevamos, los proyectos mineros representan un escenario de muerte, de despojo, de destrucción e injusticias para nuestra gente, hemos decidido declarar nuestros territorios como prohibidos para toda actividad minera”, señaló.

Denunciaron a la empresa minera Fortuna Silver Mines de acaparar más de 80 mil hectáreas de territorios de pueblos y comunidades de los distritos de Ocotlán, Ejutla y Tlacolula, el cual, dijeron, equivale a 10 veces el tamaño de la ciudad de Oaxaca.

En un caso específico, señalaron a la empresa minera Cuzcatlán S. A. de C. V., filial de Fortuna Silver Mines, de imponer en el municipio de San José del Progreso, del distrito de Ocotlán, el proyecto minero San José, que se encuentra en funciones desde el año 2011 y en proceso de gestión de expansión desde 2014; obteniendo ganancias por 2 mil 124 millones 252 mil pesos, de los que sólo pagó impuestos por 4 millones 252 mil pesos, lo que significa únicamente el 2.001 por ciento de sus ganancias, enfatizaron.

Explicaron que las actividades del proyecto minero San José, se encuentran el desmonte, remoción de suelos, nivelación, compactación y creación de nuevos caminos, lo cual genera impactos permanentes al ambiente como la alteración de la geoforma y de la profundidad del suelo, erosión y pérdida del suelo natural.

Además, el ruido y las vibraciones en el suelo a causa de la detonación de explosivos para la extracción de minerales en las minas se perciben a un aproximado de ocho kilómetros de distancia en comunidades cercanas como Monte del Toro, Magdalena Ocotlán, San Matías y la Noria de Ortiz. Aunado al impacto negativo sobre la fauna local debido a la luminosidad por el trabajo nocturno en las áreas de extracción y operación.

Refirieron que la empresa se jacta de la generación de 350 empleos directos en el municipio, lo que sólo representa el 5.32 por ciento de la población total que son seis mil 579 habitantes. Contrastante con el consumo de agua fresca del proyecto minero San José, el cual es de mil 500 metros cúbicos, equivalente a dos mil 306 millones 752 mil litros de contaminantes almacenados.

Manifestaron su total rechazo al señalamiento de la empresa minera que opera en San José del Progreso que ha manifestado que las actividades agropecuarias como la ganadería y agricultura son más agresivas y devastadoras que la actividad minera, y la acusaron de criminalizar las prácticas tradicionales de agricultura y de economía local de la región, una de las principales proveedoras de hortalizas a Oaxaca de Juárez.

Exigieron la cancelación inmediata de proyectos mineros y concesiones mineras otorgadas en comunidades como Magdalena Teitipac, Juan Guelavía, San José del Progreso, Ejutla de Crespo, San Juan Tepeuxila, Cuicatlán, Ixtlán de Juárez, San Pedro Yaneri, Santa Catarina Lachatao, San Carlos Yautepec, Santa María Ecatepec, Asunción Tlacolulita, entre otras, quienes fueron otorgadas por el gobierno federal, sin previa consulta ni el consentimiento de sus habitantes.

Detallaron que programas del gobierno federal como “Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares” pretenden privatizar la tierra e individualizar a los ejidos y comunidades; y acusaron de hostigamiento a la Procuraduría Agraria a través de los visitadores agrarios quienes son los encargados de imponer el programa de privatización a través de una serie de condicionamientos a los pueblos.

Cabe señalar que en Oaxaca están vigentes 322 concesiones mineras, lo que representa el cinco por ciento del territorio estatal concesionado. Actualmente, se registran 41 proyectos mineros, de éstos, dos se encuentran en la etapa de desarrollo: Proyecto El Tejón y Proyecto Trinidad Norte; dos en la etapa de producción: Proyecto San José y Proyecto El Águila y uno en etapa de postergación: Proyecto Ventosa.

Las concesiones mineras en Oaxaca están ubicadas principalmente en Valles Centrales, Sierra Sur y Costa. Tienen una vigencia de 50 años, la Ley Minera establece que éstas se podrán prorrogar por igual término, es decir, una empresa podrá ser dueña de un título de concesión hasta por 100 años.

Entre las 60 comunidades que participaron en el Segundo Encuentro Estatal de Pueblos, Comunidades  y Organizaciones “Aquí decimos sí a la vida, no a la minería” se encuentran: Magdalena Teitipac; San Juan Guelavía: La Barda Paso de Piedra, Zimatlán; San Matías Chilazoa; Monte del Toro; San Juan Teponaxtla; Maguey Largo; Río Anona, San Simón Almolongas, Miahuatlán; San Francisco Lachigoló; Tlacolula de Matamoros; Santa Catarina Lachatao; Santa Cruz Yagila; Asunción Lachixila; Santiago Teotlaxco; San Pedro Mártir; El Porvenir; San Juan Tabaa; San Antonino Castillo Velasco; San Baltazar Chichicápam; San Dionisio del Mar, entre otras.

Anuncios