http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_2_165.jpg?itok=xNeSU0p3

Ceresos de Oaxaca, entre los peores del país

 Miguel Angel

“La escena dentro de la penitenciaría era terrible: a un costado del patio estaban amontonados decenas de cuerpos, todos cubiertos de sangre; no todos estaban muertos. Uno a uno fueron sacando a los heridos”, publicó la revista Proceso el 22 de marzo de 1997.

Días antes, el 17 de marzo, ocurrió el motín más sangriento de que se tenga registro en una cárcel en Oaxaca, en la Penitenciaría Central del Estado, conocido como Penal de Ixcotel, el saldo: siete muertos, 57 heridos y el desnudar la cloaca que se vivía en ese momento en las cárceles de Oaxaca: corrupción, sobrepoblación, tráfico de drogas y autogobierno.

A 21 años de ese fatal acontecimiento, las cosas no han cambiado mucho. El lunes, la directora del Reclusorio Femenil de Tanivet, Sofía Pulido Diosdado, aceptó que el penal es controlado por las internas, lo que significa autogobierno.

“Yo creo que el control lo tienen ellas, si quieres reglamentar algo de lo que estaba mal no lo permiten y se ‘levantan’”, afirmó la directora.

Penitenciarías de Oaxaca, reprobadas

De acuerdo al Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que calificó a los penales de los 32 estados de la república, reprobó a los de Oaxaca con una calificación de 5.23.

A nivel nacional el único estado que logró una calificación superior a ocho fue Guanajuato y el estado con la peor calificación es Nayarit, con 4.37.

Cuatro penales de Oaxaca fueron visitados por personal de la CNDH, el de Ixcotel, el de Tanivet, el de Tehuantepec y el de Miahuatlán.

Precisamente el de Tanivet fue el que tuvo la mejor calificación en gobernabilidad, en donde se resalta la ausencia de actividades ilícitas y se asegura que no se cobran ni extorsiones ni sobornos, a nivel general obtuvo un puntaje de 6.02.

Pero también se destaca que hace falta ques se cumpla con la normatividad que rige el Centro.

El penal de Ixcotel fue el peor calificado en el estado, con 4.11, en donde incluso el diagnóstico afirma que las personas privadas de la libertad ejercen funciones de autogobierno y cogobierno.

A los otros dos centros penitenciarios apenas sí superaron el 5 de calificación.