http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_7_32.jpg?itok=nRG3ev5Y

Irremediable el daño a río Atoyac por basurero irregular de Oaxaca

Nadia Altamirano Díaz

http://www.nvinoticias.com/nota/64746/irremediable-el-dano-rio-atoyac-por-basurero-irregular-de-oaxaca

Retirar las 500 toneladas que el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez depositó en el margen del Río Atoyac, en la zona aledaña a la Central de Abasto, no solucionará el problema de contaminación que integrantes de la asociación Civil “Juntos rescatando al Río Atoyac” advierten que ya se generó en las dos semanas que ha funcionado ese tiradero a cielo abierto.

“Fue el lugar menos indicado. Sabemos que sí van a levantar la basura, pero nada nos garantiza que se harán los estudios para medir el grado de contaminación del suelo y los mantos acuíferos”, hace ver el biólogo e integrante de esa asociación de reciente creación, Carlos Reyes Osalde.

El martes 11 de julio, tres días después de que vieron que la ribera del Río Atoyac se empezó a utilizar como depósito de basura, integrantes de esa organización acudieron a ese lugar para intentar entender lo que ahí ocurría, constatando que era un tiradero habilitado por el Ayuntamiento de Oaxaca ante el cierre del basurero de la Villa de Zaachila.

La denuncia

En las riberas del Río Atoyac, a la altura del puente peatonal que comunica a las bodegas de fruta de la Central de Abasto empleados del municipio depositan bolsas de residuos sólidos, domésticos e industriales. (Denuncia interpuesta ante Profepa)

 

El siguiente paso fue acudir a la delegación estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y levantar una denuncia ciudadana que quedó registrada con el número 141 y en la que narraban que en las riberas de ese Río, a la altura del puente peatonal que comunica a las bodegas de fruta de la Central de Abasto empleados del municipio depositaban bolsas de residuos sólidos, domésticos e industriales.

Para ello corroboraron que incluso utilizaban máquinas de trascabo y volteos que sirvieron para trasladar y apilar la basura en ese lugar, “perjudicando de esta manera el agua y el suelo con los lixiviados producto de esta basura”, sin que se cuente con los lineamientos que “por Ley están establecidos para un sitio de disposición” de basura.

Toda esa basura acumulada propicia que personas, caminando o en vehículos se detengan en ese punto del Río Atoyac para dejar sus desechos ante la mirada de dos hombres que permanecen en una carpa improvisada.

Uno de ellos, de nombre Héctor, accede a hablar para asegurar que otra persona del mismo nombre lo contrató hace como un mes para vigilar que no tiren ahí basura, a cambio le pagan 200 pesos por día, sin que repare en lo molesto de los nubarrones de moscas o los problemas que a su salud pueda traer la exposición tan cercana con la basura acumulada.

Resguardado en la sombra de un arbusto que pareciera alimentarse con parte de un líquido oloroso que escurre de la pila de desechos y que se encharca sobre la tierra, cuenta que recién se ha ido una camioneta que ha tirado basura entre el pedazo de terraplén que separa dos tramos de carpeta asfáltica que bordea una parte del Río cuyo cauce en su mayoría está seco. El daño ecológico que ya se hizo, aún no se dimensiona, pero tampoco se puede ocultar.