http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_23_37.jpg?itok=xUTRHa6K

Burócratas crean caos para exigir aumento salarial en Tehuantepec, Oaxaca

Ángel Mendoza

http://www.nvinoticias.com/nota/64090/burocratas-crean-caos-para-exigir-aumento-salarial-en-tehuantepec-oaxaca

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Trabajadores de base del Ayuntamiento bloquearon ayer la carretera Transístmica, a la altura del Puente de Fierro, para exigir al gobierno municipal cumplimiento de un pliego de peticiones.

Unos 30 trabajadores atravesaron un compactador de basura sobre la carretera para impedir la circulación en el tramo Tehuantepec-Salina Cruz, ocasionando además molestia en la ciudadanía, sobre todo en personas de la tercera edad y en quienes padecen alguna discapacidad.

Los inconformes, encabezados por Antonio Aquino García, representante de una de las dos fracciones de los trabajadores, pidieron intervención de las autoridades municipales para resolver sus demandas.

Entre las exigencias principales de los 14 puntos que contiene su pliego petitorio destacan: incremento salarial del 7.5 por ciento, pago de facturas pendientes, entrega de medicamentos y la no intromisión de las autoridades en asuntos internos de los trabajadores, luego de que se percataron de haber cierto favoritismo al otro grupo, acusó Aquino García.

Tras accionar con el bloqueo de la carretera, una comisión de trabajadores paristas recorrió algunas de las áreas del municipio para amedrentar al grupo que encabeza Gennis Osorio, a que abandonaran sus espacios de trabajo si no estaban dispuestos a apoyar la movilización o serían desalojados a la fuerza.

Autoridades municipales difundieron un texto en redes sociales, donde califican de ilegal la toma del palacio municipal de Tehuantepec, ya que no se cuenta con una representación sindical, pues la Junta de Conciliación y Arbitraje no ha entregado toma de nota a ninguno de los grupos.

En tanto los trabajadores hacían presión a las autoridades municipales para que sean atendidas sus demandas, los olores fétidos que desprendían las unidades estacionadas frente al palacio municipal, empezaban a provocar mareos y náuseas entre la población.