http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/image_72_4.jpg?itok=75ZkiQm8

Lluvias destruyen calles en la Central de Abasto de Oaxaca

Virgilio Sánchez

La lluvia más ligera forma una laguna en la calle Margarita Maza, justo atrás de la Central Camionera de segunda clase, debido a la deficiencia del sistema de drenaje.

La única alcantarilla que hay en la zona, mide alrededor de un metro cuadrado; en consecuencia, con un poco de lodo y basura queda sellada.

Aunado a esta situación, el pavimento está destruido: baches de hasta dos metros de diámetro y más de 15 centímetros de profundidad, dificultan el tránsito de personas y vehículos. Por algunos momentos, y dada la gravedad de la inundación y el daño del asfalto, los camiones dejan de utilizar esta calle y rodean la zona afectada desde la carretera de Riberas del Río Atoyac.

Trabajos «particulares»

Trabajadores de Erasmo Medina acuden con frecuencia a esta calle para bachear, por cuenta propia, esta vialidad.

“El patrón nos compró un camión de escombro para hacer un acceso y puedan pasar los camiones; lo que pasa es que tenemos unidades muy bajas que golpean cada vez que pasan por acá”, explicó uno de ellos.

Con más de 7 mil kilogramos de pedacería de cantera, este par de empleados rellenó uno de los baches más grandes, y así consiguieron reinstalar el tránsito en la calle del mercado.

Empleados de transportista bachean la zona. FOTO: Emilio Morales

Cada camión con escombro cuesta 650 pesos, revelaron los trabajadores.

“Esta es la segunda vez que venimos en este año, apenas hace 3 meses estuvimos acá, y también se utilizó un camión de 7 metros cúbicos de escombro”, manifestó una de estas personas, que más tarde se metió al charco de agua sucia para buscar la alcantarilla e intentar abrirla.

José, que es trabajador de mantenimiento en la Central Camionera, relató que el agua del charco ingresa a las instalaciones de esta terminal, ya que uno de sus accesos está justo a un costado.

“Cada vez que pasan los camiones nos avientan el agua para acá; afortunadamente no entra hasta la sala de espera porque tenemos una coladera antes”, expuso.

Ayer, este empleado lavó en dos ocasiones el acceso, en menos de 15 minutos.

Buscan alcantarilla de un metro cuadrado. FOTO: Emilio Morales

Acusan «arreglos superficiales»

Urbano Avendaño transita todos los días esta calle, ya que es el paso obligado para su casa ubicada en San Martín Mexicápam y han visto en dos ocasiones en este año, que esta vialidad ha sido bacheada para evitar la acumulación del agua.

“De nada sirve, porque traen material de mala calidad, sólo vienen a taparle el ojo al macho. Ponen pésimo asfalto, parece que lo recogen por ahí”, expresó.

Urbano Avendaño aseguró que la autoridad usa asfalto de mala calidad. FOTO: Emilio Morales

Este ciudadano narró que han trabajado una cuadrilla de 10 a 12 personas con maquinaria pesada pero, expuso que tras remover la tierra, ponen una capa muy delgada de asfalto, que se levanta casi de inmediato.

“Arreglan y a los dos días ya está igual”, agregó.

Agustín Castellanos, que es también vecino de la zona, recordó que hace dos años, Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAO) cavaron en esa calle para cambiar la tubería del drenaje; sin embargo, acusó que la reconstrucción del pavimento fue mal ejecutada.

“Desde entonces no queda bien y se hace esa laguna”, sostuvo.

“No hacen caso”

Pedro Delgado, vecino de la colonia Libertad, contigua a la Central Camionera, aseguró que anualmente se presenta esta inundación; sin embargo, las autoridades responsables no han atendido este problema para evitar que se repita.

“Es una obra de ingenieros que no hacen bien sus trazos, parece que está mal urbanizado”, expresó.

Este señor criticó que la autoridad aún no amplíe la alcantarilla que da servicio a esa calle o instale otras.

Reprochó que esta vialidad se inunde a pesar de que se encuentra a 30 metros del río Atoyac, en el cual se podrían descargar las aguas pluviales.

“No hacen caso, aunque dicen que no hay recursos, sí los hay pero no los quieren soltar”, abundó.

Casi en el entronque con el puente Valerio Trujano se está formando nuevamente un hundimiento, exactamente en el mismo sitio donde hace 3 años se abrió la tierra, y cayó un camión del transporte público.

Desde entonces, la falta de mantenimiento del asfalto ha provocado la formación de un bache que cada día aumenta su profundidad.

En junio de 2014, un hoyo de 3 metros de diámetro y 4 de profundidad se formó en la calle Margarita Maza, mientras transitaba un camión urbano.

SAPAO realizó la recosntrucción del lugar, sin embargo, ya se forma un nuevo hoyo.

Con las lluvias de los últimos días, a 5 metros de este sitio, se formó otro socavón que dejó al descubierto el sistema de drenaje de la colonia Libertad. A pesar de que ya pasaron tres días de que se abrió la tierra en esta zona, la autoridad no ha acudido a solucionar este problema, solo instalaron letreros con residuos de cajas de cartón.