Off the record

A mitad de Semana Santa, como a Judas, “tronaron” al que fuera nefasto secretario general de gobierno, Alejandro Avilés. El Ejecutivo le pidió su renuncia ante los hechos de corrupción de quien no entendió que el ejercicio de gobierno es para servir no para servirse de los bienes del pueblo.

Designación: Sera interesante el nombramiento del nuevo (a) secretario general, sabremos si el nombramiento es del Ejecutivo estatal (así lo esperamos) o lo imponen fuerzas ajenas.

Tiradores: Lo importante es que sea una gente dque sea del gobernador y que entienda la línea política del gobernador. Con eso basta para ser un efectivo secretario general.

Semana Santa: Nos sorprendieron noticias que causaron revuelo: bombardeo sobre Afganistán; retos nucleares de Corea del Norte que amenazó diciendo: “que están listos para una guerra nuclear contra Estados Unidos”. Por su parte, Trump, con sus acostumbrados desplantes mediáticos advirtió: “pronto nos ocuparemos de Corea del Norte”.

Corrupción e impunidad: Hasta guardias personales pagados por el gobierno de Tamaulipas tenía Tomas Yárrington. Otro pillo que cae, pero faltan más ex gobernadores que asaltaron las tesorerías de sus respectivos gobiernos como Gabino Cué que disfruta de lo robado sin que nadie se atreva a tocarlo. ¿Cuándo?