http://www.nvinoticias.com/sites/default/files/styles/node/public/notas/2017/04/04/image_16_copia.jpg?itok=ekK2rsUH

Niños, rehenes de organizaciones y conflictos en Oaxaca

Lesli Aguilar

http://www.nvinoticias.com/nota/55770/ninos-rehenes-de-organizaciones

EL OJITE CENTRO, Tlaxiaco, Oaxaca.- Habitantes de la comunidad de El Ojite Centro perteneciente al municipio de Tlaxiaco, abrieron la escuela primaria Vicente Guerrero que estaba cerrada desde el 16 de febrero, para exigir al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) que envíe profesores e inicien las clases, pues 80 niños  de esta comunidad están a punto de perder el ciclo escolar.

La mañana de este lunes, padres de familia de la primaria Vicente Guerrero acudieron a la escuela con la finalidad de tener un encuentro con la Secretaría General de Gobierno (Segego), personal del IEEPO y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP),  con la finalidad de abrir la escuela y que los niños no sigan afectados por el problema que existe entre Antorcha Campesina y el Consejo de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codep).
Población dividida

Es preciso mencionar que la comunidad de El Ojite se encuentra dividida, porque los del Ojite Cuauhtémoc buscan que la primaria se vuelva de tipo indígena, qiuienes están asesorados por Codep; mientras los del Centro piden que las clases se den de manera ordinaria, pero estos son militantes de Antorcha Campesina, por lo que desde el 16 de febrero existen problemas en la comunidad por el control de la escuela.

En ese tenor, los lugareños indicaron que acudieron este lunes a la escuela porque aparentemente  el gobierno del estado les había garantizado la apertura de la institución para ese día, ya que existían las condiciones; sin embargo, aseguraron que no llegaron ni los maestros y mucho menos personal de las Secretarías, por lo que al filo del mediodía de ayer tuvieron un encuentro con los del Codep, quienes cerraron la escuela el 22 de marzo con candados y cadenas.
Abren la escuela

Uno de los habitantes aseguró que “acudimos a la cita acordada luego de la mesa de trabajo la semana pasada en Oaxaca; ahí llegó la gente de Codep, dialogamos con ellos y les dijimos que es necesario que la escuela se abra porque los niños podrían perder el ciclo escolar; entonces, los dirigentes dijeron que lo consultarían entre ellos y fue así como nos mantuvimos al margen, pero los padres de familia acordamos a las tres de la tarde que la escuela se abriría, porque una cárcel puede estar con cadenas y candados,  pero una escuela no”.

Explicó que de manera pacífica y sin ningún enfrentamiento, los padres de familia acompañados del dirigente de Antorcha Campesina en la región Mixteca, César Hernández Olivera, así como la Policía Estatal y autoridades municipales de Tlaxiaco  rompieron las cadenas y abrieron la escuela, con la finalidad de montar una guardia y que a la mayor brevedad se  tengan  clases una vez más.
Argumentó que los padres quieren que ya comiencen las clases, pues el 22 de marzo se abrió la escuela y hubo un intento para que las clases se reanudaran;  sin embargo, los militantes de Codep se opusieron y retuvieron al supervisor y al representante de la Segego en Tlaxiaco, Andrés Olivera Aniceto, por lo que el problema se complicó y ahora están a la espera de una solución.Destacó que como padres de familia han decidido mantenerse a la espera en la escuela hasta que las autoridades educativas y del gobierno lleguen y se puedan generar las condiciones para que los maestros regresen  y las clases comiencen; sostuvo que están armados con palos para evitar cualquier enfrentamiento, pero es la Policía Estatal quien resguarda el lugar.

Detalló que personal de Derechos Humano se ha negado a acudir al lugar sabiendo que existe una violación al artículo tercero de la educación en esta comunidad, en donde están afectados 80 niños.

Por su parte, la Secretaría General de Gobierno (Segego) manifestó que no existen las condiciones para que la escuela se abriera este lunes, y que no se lograron acuerdos la semana pasada, debido a que los militantes de Antorcha Campesina exigían un documento; sin embargo, se pidió a la Policía Estatal que se mantenga en el lugar hasta que dialoguen y se generen acuerdos, por lo que esperan la participación de ambas partes.