http://2.bp.blogspot.com/_c64iGTSlK7A/SnMam9xlZnI/AAAAAAAAAhI/K_BAhGcbdCM/s400/090731NOTICIAS.jpg

El robo a la nación

Uno de los grandes perjuicios contra México, no solo es el daño hecho por los gobernadores corruptos que saquean las arcas de sus respectivos estados, que los convierte en multimillonarios llenos de riquezas y propiedades en exceso, que solo refleja el desequilibrio mental que padecen.

Con casas aquí, casas allá, en Estados Unidos, en Europa, en Islas exóticas, ranchos en Texas, mansiones en Malibú, en Coronado, compras en Beverly Hills, en la Third Street de Santa Mónica; en Paris, aunque haya plaga de ratas de dos y cuatro patas, o paseándose tranquilamente en la plaza oaxaqueña y “dejarse ver” en los portales; café sobre la mesa y comentar a sus escuchas, que son “amigos” del gobernador, o en su yate en Huatulco para satisfacción de su ego y vigencia en el sistema político. Así se las gastan estos desequilibrados.

A otros ex gobernadores no los encuentran, o dicen que andan tras ellos y que “ya merito”, que solo es cuestión de tiempo; el mismo para no dañar la imagen del partidazo y no correr el riesgo de perder la elección en el Estado de México. Aunque la imagen del tricolor se encuentra dañada al grado de estar colocado en el tercer sitio de la tabla de preferencias del electorado, aun con el oxígeno que le están dando con la llamada a la CTM.

Además de los robos cuantiosos que han cimbrado a la nación, tanto por las cantidades de dinero robadas como por el consentimiento y la protección que, en automático, hace el sistema político mexicano como corresponsable de los delitos gubernamentales cometidos en los estados ahora en bancarrota, o situados en buró de crédito como Oaxaca, Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas y los estados que me faltan; hay otro que no tiene para cuando terminar como es el robo a Pemex.

Desde el 2008 se descubrió y comentó en los medios la fuga y robo de combustible a Pemex. Esta empresa reveló que el combustible perdido en 56 ductos era el equivalente al contenido de 732,603 pipas, es decir, 30% de las pérdidas se dieron en la siguiente forma:

38 mil 032 en Minatitlán-México. 25 mil 421 de Salamanca-Tula. 22 mil 092 de Tula-Salamanca. 21 mil 407 de Madero-Cadereyta. 20 mil 597 de Tuxpan-Poza Rica-Azcapotzalco. 19 mil 985 de Salamanca-Guadalajara. 19 mil 830 de Gómez Palacio-Chihuahua. 19 mil 635 de Ref. Salina Cruz-TAR Salina Cruz. 16 mil 851 de Salamanca-León. Las perdidas en barriles en aquel año fue de 92 millones 151 mil 325 millones. Las perdidas en pipas fue de 732 mil 603 millones y las perdidas en litros fue de 14 mil 652 millones 60 mil 784.

Durante el actual sexenio, Pemex ha perdido 100 mil millones de pesos por fugas y robo de combustible, cifra superior de 55% a las registradas.

Tania L. Montalvo (@tanimont) reportó en un estupendo trabajo publicado en Animal Político, que Pemex no deja de perder por robos y fugas en sus ductos, veamos: Durante el gobierno del presidente Calderón las pedidas alcanzaron cifras de 62,761. 19 millones de pesos.

Durante los cuatro años de gobierno del presidente Peña, las cifras de pérdidas alcanzan 97,196.65 millones de pesos. Otro cálculo es que Pemex pierde 10 pipas por hora, sin que, hasta este momento, haya un sistema o cuerpo de seguridad capaz de impedir el saqueo energético contra México.

Concluyendo, si bien es cierto que el Ejercito y Marina no debe cumplir tareas propias de los cuerpos policiacos, es cierto también, que a ambas si les compete el cuidado y protección de los bienes y riquezas del Estado Mexicano y, ciertamente, el petróleo es un bien del país al que no se le ha protegido y cuidado con la responsabilidad institucional que se necesita. O han sido funcionarios corruptos los que han saqueado a Pemex, o han utilizado la riqueza petrolera equivocadamente y no en beneficio de la empresa sangrándola hasta agotarla, o bien los bad hombres se la llevan para su beneficio.

La interrogante es inevitable, las fuerzas armadas modernamente equipadas y actualizadas, incluso con helicópteros artillados ¿que están haciendo? Es responsabilidad de las fuerzas armadas y de nadie más impedir que continúe el saqueo de la riqueza de México.