http://despertardeoaxaca.com/wp-content/uploads/2017/02/1-179-770x470.jpg

Pobladores de Playa Brasil protestan por tiradero clandestino de basura

Agencia JM

http://despertardeoaxaca.com/pobladores-playa-brasil-protestan-tiradero-clandestino-basura/

Alrededor de 100 habitantes de la agencia municipal Playa Brasil, comunidad de Salina Cruz, protestaron la mañana del miércoles por la operación de un basurero clandestino en la zona, lo cual la ha convertido en un foco de contaminación.

Los pobladores expusieron que, debido a que las autoridades de la agencia de Boca del Río decidieron cerrar el basurero que ocupaba el Ayuntamiento al considerar que ya estaba a su máxima capacidad, de manera ilegal, las autoridades municipales, desde hace 15 días, descargan los desechos en inmediaciones de Playa Brasil.

Los inconformes refirieron que en este tiradero clandestino, ubicado a siete kilómetros del centro de Salina Cruz, a la altura del kilómetro 386 de la carretera costera, los trabajadores de limpieza municipal descargan diariamente un promedio de 20 toneladas de basura, lo que consideraron un crimen ecológico.

Manifestaron que, ante su protesta, funcionarios del Ayuntamiento que preside Rodolfo León Aragón llegaron a dialogar con ellos y se comprometieron a frenar las descargas de basura; además les ofrecieron recibir a una comisión en el palacio municipal para tratar el problema.

Sin embargo, indicaron, al menos seis camiones recolectores de basura acudieron a descargar los desechos en el paraje antes mencionado, por lo que la comunidad decidió organizarse para bloquearles el paso e impedir la descarga de más basura.

“Esta es una zona en la que el municipio de Salina Cruz puede hacer un desarrollo turístico, no un basurero; es de las zonas más conservadas del puerto; y se nos hace poco lógico que en vez de conservarlo y darle auge en algo que se puede sacar mucho provecho, como un sitio turístico, ellos decidan degradarlo y hacer un basurero”, comentó una de las inconformes.

Finalmente, advirtieron que presentarán una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en espera de que el Ayuntamiento sea sancionado, y se ponga un alto definitivo a este problema ambiental.