Oaxaca sumida en la pobreza

El pasado lunes, 23 de enero, apareció en los medios impresos la nota en la que se leía, que el gobernador de Oaxaca declaró que la solicitud de su gobierno para obtener un préstamo del Banco Mundial había sido denegada. Esta gestión la hizo en diciembre pasado con objeto de hacer frente a deudas con los prestadores de servicios e instituciones financieras. Pero le fue negada por que el gobierno del estado se encontraba, hasta ese momento, colocado en Buró de Crédito y, por lo tanto, no es sujeto de crédito para las instituciones financieras. Más claro, el gobierno no cumplió con el pago de sus deudas financieras y, pues lo sentimos, Sr. Gobernador, contestó el banco.

Este “oso”, que apena, bien podría haberse ahorrado si los responsables de las finanzas del gobierno se hubieran aplicado y, a tiempo, haber investigado la situación financiera del gobierno a nivel estatal, federal e internacional con objeto de saber, a fondo, donde se está parado y, de esa forma, haber informado al ejecutivo. Pero no se hizo y el gobernador inicio las gestiones con el banco y hacer el papelón de pedir prestado sin ser sujeto de crédito por no haberse cumplido con las responsabilidades contraídas, pero, además, por ignorar la situación financiera de su gobierno.

De haber sido informado de la situación no hubiera habido la necesidad de exponerse a una situación penosa.

Esta delicada situación financiera del estado se debe, y no hay que olvidarlo, a la pésima administración del anterior gobernador Gabino Cué Monteagudo, quien dejó créditos pendientes a largo plazo por más de 16 mil millones de pesos y mil 200 millones más en adeudos con los proveedores. Esta comprometida deuda ha creado presiones de pago por parte de los acreedores, por lo que cuatro empresas nacionales denunciaron al gobierno al buró de crédito reclamando el pago inmediato de 11 millones de pesos.

Varios empresarios, reclaman el pago de 640 millones de pesos por adeudos del gobierno anterior que no pagó deudas por más de un año de vencimiento, lo cual lo coloca como otro gobierno que se agrega a la lista de gobiernos saqueadores, y que sorpresivamente no ha sido llamado a cuentas por la justicia del estado y mucho menos por la PGR al no haber denuncias oficiales en su contra, aumentando con ello las sospechas de contubernios y arreglos oscuros entre las autoridades federales y estatales y en los que intervinieron varios protagonistas como la Sección 22, Gobernación, Educación, candidatos al gobierno del estado, partidos políticos de derecha, de centro y de la supuesta izquierda café.

Es por ello explicable, que el ex gobernador Cué Monteagudo, se placee en las plazas turísticas de Oaxaca sin que nada le afecte pues esta blindado como camioneta que transporta valores y ¡vaya que los tiene!

Es lastimoso vivir una situación en la cual no hay para donde hacerse, sino andar pidiendo para ver quién nos presta y poder pagar a los acreedores y de nueva cuenta endeudarnos para salir del paso de la presión que esto representa. Pero, ante esto, será muy difícil salir del socavón, sobre todo, cuando la situación que vive México frente a un vecino que, de repente, aventó todas las fichas que había sobre el tablero para exclamar como gangster de los 20s, con pistola en mano: “las nuevas reglas las impongo yo”.

Habrá que insistir, buscar, acudir y negociar nuevos acuerdos con empresarios, con políticos, con el presidente y con todos aquellos que quieran y admiren a Oaxaca, a fin de salir de este profundo bache que agobia a todos aquellos que amamos a nuestro estado y ganar tiempo ante un panorama incierto y con la banca rota.

Off the record: Realistas las declaraciones de Ildefonso Guajardo, secretario de economía y que después repitió el canciller Videgaray ¿Ir por algo que sea menos de lo que tenemos? No tiene sentido quedarnos. Insistió en que nuestro país podría abandonar el TLCAN si no logra obtener mayores beneficios. Bien dicho.

La nueva relación distante entre México y el gobierno del norte está orientando a nuestro país hacia nuevos rumbos para librarse de largos años de dependencia con un gobierno vecino que no supo, o no quiso ser aliado de México, sino únicamente velar por sus propios intereses. Cuestión que, con el tiempo, se revertirá toda vez que México represente un enorme mercado de 130 millones de persona y con el cual se comercia un millón de dólares cada minuto pero que, además, la naturaleza lo situó en una posición geográfica del todo importante en lo económico como en lo político, toda vez que la geopolítica cobra en el presente alto valor estratégico irse construyendo nuevas reglas del juego que, por lo tanto, perfilan a México hacia una interdependencia económica y política más valiosa que el status quo que ahora vivimos.

Recibe el gobierno de Trump a nuestros enviados Ildefonso Guajardo y Luis Videgaray, y este con la firma de una orden ejecutiva para construir el muro.

Que Interpol giró ficha roja para la localización de Javier Duarte. Creíamos que ya se había girado desde hace tiempo. En dos semanas se calcula que se emitirá una nueva orden de aprehensión contra Rodrigo Medina, ex gobernador de Nuevo León. La lista de ex gobernadores pillos es larga y nutrida lo que ha ocasionado que México caiga varios lugares en la tabla de países corruptos. En espera de ocupar su turno varios de ellos como el veracruzano que fue a aprender a tocar las castañuelas a la tierra del Barça.