La conducta gubernamental

El próximo domingo habremos iniciado 2017, año con los peores auspicios debido a los cambios que se operarán en las conductas gubernamentales de Estados Unidos. A partir del cambio de guardia el 20 de enero un nuevo presidente arribará al cargo más poderoso del planeta, preñado de altas y peligrosas responsabilidades. “La presidencia de Estados Unidos es una cosa muy delicada” advirtió el presidente, Barack Obama, refiriéndose a las irresponsables declaraciones de Donald Trump a lo largo de la campaña electoral.

Se esperan transformaciones geopolíticas debido a que se transparentó un inusitado acercamiento político entre los dos polos más poderosos de la tierra: Rusia y Estados Unidos; que de continuar estarían dirigidos a transformar las esferas de influencia en el planeta; lo que produciría, obviamente, movimientos políticos y económicos por parte de China, principalmente, en el área latinoamericana, zona que no ha sido bien tratada por el presidente electo, Donald Trump, principalmente con México, los países centroamericanos, Argentina y Brasil en el sur.

Parte de lo anterior conforma un estado de alerta mundial que está obligando a los países a tomar medidas que les permitan defenderse de los desastres económicos y políticos que se avizoran debido a las advertencias y amenazas de Donald Trump.

Hasta este momento, así prevalece la situación de los países que saldrían afectados en caso de que el tremendismo de Trump se cumpliera. Sin embargo, ser candidato y ser presidente de un país con la responsabilidad, compartida con Rusia, de guardar y hacer guardar la paz mundial no es cosa sencilla como bien afirmó el presidente Obama; es algo que requiere toda la entrega de las capacidades políticas y psicológicas de un ser humano que desea el bien mundial. De ser lo contrario, el mundo estaría frente a un desquiciado que lo mejor que le podría suceder seria apartarlo del poder mediante las vías legales (impeachment) o juicio político de destitución, como recientemente sucedió en Brasil con Dilma Rousseff, presidenta depuesta por haber sido acusada de corrupción al probarse que aplicó fondos gubernamentales para acciones y practicas electorales de su partido político.

Además, Estados Unidos es un imperio, pero también es una democracia, imperfecta, pero al fin democracia lo que se interpreta que el poder no es de un solo hombre, por el contrario, existen instituciones muy poderosas que integran ese poder como el congreso que incluyen las cámaras legislativas; el poder judicial que es tremendamente poderoso, puesto que la palabra y orden de un juez son capaces de detener la voluntad de un presidente. Agréguese la fuerza empresarial, sindical y partidista más las universidades, las masas trabajadoras y estudiantiles y el poder de la opinión pública mundial y el poder religioso.

Declarar, amenazar y prometer es muy diferente a cumplirlo. Prueba de ello es la tremenda presión a que están sujetos los gobernantes: ingresan a su cargo con el cabello oscuro o claro y salen del cargo con la cabeza blanca, Barack Obama es la prueba más reciente. De manera que no todo es tan fácil como aparece. Intervienen varios factores para valorar con precisión el desempeño de la conducta del gobernante y uno de ellos es la tarea que les corresponde a aquellos que se les ha encargado la responsabilidad de moldear a la opinión pública y el mantenimiento de las relaciones políticas, a fin de hacer más alianzas, más socios, más negocios y más riqueza, lo cual corresponde a los departamentos de estado o de exteriores que trabajaran para el presente y principalmente para el futuro no para andar buscando camorras.

Por ejemplo, ¿que efecto traerá el aumento del poder atómico en los Estados Unidos en la capacidad industrial y en sus relaciones políticas con sus aliados y sus adversarios, como lo prometió el nuevo presidente Trump? ¿Qué efectos habrá en el cambio de relación económica y política con China? ¿Qué efectos habrá en la relación política y económica con México y el resto de Latinoamérica? ¿Qué efectos traerá la nueva diplomacia estadounidense al implantarse la línea dura de diplomáticos que no tienen experiencia en esa rama de la política?

Muchas y variadas preguntas surgirán en la medida en que un gobernante ejerza su cargo, toda vez que cada día de su gobierno estará sujeto al cuestionamiento y al criterio de la nación, de su comunidad y de su pueblo y todo ello cuenta al momento de que la fiesta llegó a su fin y empieza la verdadera tarea de gobernar y eso “no es cosa fácil”, diría Obama.

Off the record: Agárrense ante el arranque de los precios de las gasolinas y el diesel. Se viene un alza peligrosa de precios en tanto se ajustan los precios al nivel de la libre competencia, no así los salarios que son los más bajos de Latinoamérica.

¿Quién o quienes están protegiendo a Javier Duarte que hasta ahora han evitado su captura? Ni el Chapo tuvo amigos tan poderosos.

Desorden en Pemex origina desabastos en varias entidades como Oaxaca, Michoacán, Guerrero, San Luis Potosí y Guanajuato. Las promesas no cumplidas de “no habrá mas gasolinazos” del presidente Peña, es un engaño que pone en bandeja de plata la sucesión presidencial para Morena. Engaño que saldrá más caro que las propias alzas de los energéticos.

Y como es la última columna del año, les deseo a todos un feliz año nuevo. Espero se cumplan todos sus deseos y tengan la fuerza de voluntad para cumplir sus propósitos para este 2017.