San Pablito

Tultepec es un municipio del Estado de México, que basa su economía en la producción y venta de juguetería pirotécnica en el Mercado de Artesanías Pirotécnicas San Pablito. Es importante destacar que la Secretaria de la Defensa Nacional y el Hospital de Alta Especialidad de Zumpango, colaboran estrechamente (eso afirmó el Edil el pasado 5 de agosto) con la asociación de comerciantes de este giro en caso de ser necesario; la SEDENA vigilando y checando la seguridad de los comercios por el manejo explosivos; el hospital interviene cuando alguien resulta con quemaduras y lesiones.

A propósito de la seguridad, tema vital en el manejo de material peligroso como es la pólvora, el pasado 5 de agosto cuando se declaró formalmente inaugurada la temporada de venta de juguetería pirotécnica, Juan Ignacio Rodarte Cordero, director general del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia, declaró que a pesar de los dos accidentes sufridos hace dos años, hoy el mercado de cohetes es el más seguro de América latina, garantizando seguridad a los clientes y trabajadores, además de ser uno de los más fuertes sectores económicos estatales.

Otra declaración expresada en la misma fecha fue la de Hugo Binaghi Cruz, representante de la Secretaria de Salud del Estado de México: El Centro de Salud de San Pablito atiende a 15 mil habitantes de la localidad. Explicó el compromiso vigente de que toda persona que trabaje la artesanía pirotécnica, sea en su fabricación, comercialización o distribución, y sufra algún siniestro, contará con el respaldo del Hospital de Alta Especialidad de Zumpango.

Es importante destacar que cuando ocurrieron las dos explosiones anteriores el presidente municipal de Tultepec, era Armando Portuguez Fuentes. Hoy, cuando la tragedia vuelve a mostrar su rostro mortal, el edil de Tultepec, es Armando Portuguez Fuentes.

Hoy, en Tultepec, la tragedia se repite con el mismo Edil y en el mismo lugar. Han muerto 35 personas, 72 lesionados y 48 desaparecidos, aunque las cifras varían constantemente debido al avance de las investigaciones y las tareas de búsqueda y rescate, que incluyen la participación de la Procuraduría General de la República que inició una carpeta de investigación por violación a la Ley de fuegos y explosivos en contra de quien resulte responsable.

Hasta ahora, las investigaciones arrojan que estallaron 100 toneladas de explosivos y que la acumulación de los mismos alcanzó las 300 toneladas de pólvora, cuando la norma señala 50 kilogramos, lo cual implica que ha sido la tragedia más grande sucedida en el municipio en 200 años de actividad pirotécnica.

Y es explicable que la tragedia de Tultepec sea, hasta ahora, la más grande y mortal, toda vez que la negligencia, la corrupción, la irresponsabilidad de los locatarios y de las autoridades es del todo manifiesta al haber permitido la acumulación de alta cantidad de explosivos; permitir fumar en los locales de venta; la concentración de comercios y locales en un solo mercado cuando lo racional es que las instalaciones estén a larga distancia una de la otra; comercios piratas que no cuentan con permisos para ocupar los espacios de seguridad, pero que son tolerados por la autoridad a cambio del moche; no haber aprendido de las experiencias pasadas como fueron las dos anteriores explosiones, elementos estos que llevaron a Tultepec a la tragedia.

Lo ocurrido en Tultepec, no tiene disculpa alguna y si una explicación: Negligencia y corrupción, pues es inadmisible que después de una práctica de 200 años en pirotecnia sigan ocurriendo desgracias con decenas de muertos y heridos y no se ponga el remedio a ultranza. Declaraciones van y vienen, lamentaciones de funcionarios, pésames repartidos a diestra y siniestra, fotografías con los deudos; ayudas gubernamentales para empezar de nuevo y salvar el prestigio político, pues el año entrante serán las elecciones para elegir nuevo gobernador

En otros países famosos por sus juegos artificiales como es Japón con la celebración de la “flor de fuego” emulando al Ave Fénix, espectáculo que ilumina todo el cielo gracias a 300 kilos de proyectiles que producen explosiones de hasta 700 metros de diámetro; Inglaterra que celebra la noche de Guy Fawkes en Londres, conmemorando la frustración del atentado del 5 de noviembre de 1605 cuando Fawkes intentó destruir el Palacio de Westminster; Australia que celebra la llegada de Arthur Phillip con sus 11 navíos y los fuegos artificiales iluminando toda la bahía; en Vancouver, Canadá, se celebra un concurso de fuegos artificiales del 30 de julio hasta el 3 de agosto en las playas, festividades que agrupan a más de 40 mil personas; o el fin de año en Rio de Janeiro, Brasil, que cada año celebra en Copacabana la fiesta conocida como Reveillón, donde se congregan más de un millón de personas vestidas de blanco para presenciar el espectáculo que utiliza más de 24 toneladas de fuegos artificiales; China, país donde se originaron los fuegos artificiales en la región conocida como Liu Yang, siendo el país que descubrió el uso de la pólvora y de larga historia, al través de diversas dinastías; son todos ellos ejemplos de países que saben hacer las cosas bien, por lo que no han ocurrido tragedias mortales como la que estamos lamentando en Tultepec, por la simple razón de que en los países citados se cumplen los estándares de seguridad, y la corrupción, si es que la hay, debe ser mínima o inexistente, puesto que, hasta ahora, no se tiene noticia de hechos tan lamentables como el recientemente sucedido en el Estado de México, municipio de Tultepec.

Off the record: Las autoridades municipales y estatales del Estado de México, responsables de la tragedia ocurrida en Tultepec. La SEDENA también tiene responsabilidad federal; 36 muertos y 72 heridos no son cifras son víctimas de la negligencia y la irresponsabilidad de las autoridades.

Le urgen al ejecutivo estatal Oaxaqueño 700 millones para pagar salarios. La caja se encontró vacía. Que pague la nomina el siguiente, advirtió Gabino antes de irse a disfrutar de su tesoro que es enorme.