Nueva generación de gobernantes

El cuerpo de todo Estado se conforma con órganos vitales al igual que el cuerpo humano, salvo que el del Estado se compone de millones de cuerpos a los que el Estado se obliga y responsabiliza proteger (velar por el bien de la nación, dice el texto constitucional). Así se pactó al momento de firmar el contrato social: Yo te elijo para que gobiernes y tu, Estado, trabajas para el bien de todos. ¿Pero cómo trabajar cuando no hay el mínimo de recursos para hacerlo y así poder cumplir con el compromiso social pactado?

El sistema de salud está considerado como una de las ramas vitales del ejercicio de todo gobierno. Sin embargo, en nuestro país han venido ocurriendo fenómenos de corrupción que han ido mas allá de nuestra imaginación lo que ha ocasionado que ese pacto social del que hablábamos, no se cumpla en varios Estados de la República. Tal es el caso de Oaxaca, que en materia de salud se encuentra devastada debido al saqueo cometido por la anterior administración, concretamente por el entonces responsable, Germán Tenorio, médico de profesión y amigo del entonces gobernador, Gabino Cué Monteagudo. Este ex funcionario fue denunciado en varias ocasiones; se evidenciaron sus excentricidades de nuevo rico como fueron residencias de lujo, autos europeos, avioneta privada, objetos que fueron obtenidos porque el presupuesto destinado al sector salud nunca llego a los destinos etiquetados y si a las cuentas bancarias de Germán Tenorio y cómplices. Obviamente, los servicios médicos, en cinco años de gestión se deterioraron a tal grado que prácticamente no existen, tal y como pudo comprobarlo el mismo ejecutivo estatal en su reciente visita al Hospital Civil, y como se dio a conocer previamente en el caso del Hospital Aurelio Valdivieso, institución médica de especialidades y sub-especialidades e icono de los servicios médicos de salud en Oaxaca, el cual no cuenta con el mínimo de recursos para otorgar atención medica a los pacientes que la solicitan. Este hospital ha tenido que recurrir a la ayuda que mínimamente le ha prestado el Seguro Popular.

Hay mucha tela de donde cortar en este caso del sistema de salud, incluso, las evidencias están a la mano, basta recurrir a cualquier compañero reportero y el archivo que se puede adquirir es bastante pesado. Lo ocurrido y lo que sucede como consecuencia es inverosímil y en múltiples casos de fatales resultados. ¿Se calcularon ya los decesos de pacientes a causa de falta de medicinas, instrumental y demás mobiliario en las clínicas y hospitales de Oaxaca? Estos datos deben por responsabilidad oficial estar en las memorias de datos de los computadores de las instalaciones de salud, aunque como está la situación, lo más probable es que los equipos de cómputo también se los hayan llevado.

La nueva directora de la Secretaria de Salud, Dra. Gabriela Del Refugio Velázquez Rosas, afirmó que: “No llego a este cargo para desatar una cacería de brujas”. Tiene razón tan distinguida dama pues la cacería le corresponde, desde el primer día de gobierno, a la Secretaria de la Contraloría, toda vez que lo que ocurre en este sector es un delito de lesa humanidad por haber dejado a toda una población sin los servicios mínimos de salud y medicamentos.

Se llegó a tal grado el saqueo de los recursos de salud que fueron los propios empleados del sector los que tuvieron que salir a las calles a protestar contra los abusos de Germán Tenorio Vasconcelos, aunque no hubo consecuencia alguna por la razón siguiente: Tuvo permiso para robar, eso es innegable.

De manera que al iniciarse un nuevo gobierno sería prudente marcar el paso con acciones que hagan, de inicio, la diferencia con el gobierno que se fue, pues de lo contrario, de no actuar a tiempo, se estaría cayendo en el pozo de la duda, es decir, cubrir los desfalcos y robos habidos en la administración anterior.

Dudas que van desde haber negociado impunidad para el ex gobernador a cambio de haber entregado el estado al PRI; o bien acuerdos entre Gabino y la 22 para frenar la violencia en el arranque del nuevo gobierno.

Despejar dudas será un positivo inicio y el sector salud es prioridad pues los enfermos no esperan y las enfermedades menos. Ese sería un buen signo de que una generación con mentalidad diferente ha tomado las riendas del estado.

Off the record: ¿finalizará en enero la tregua con Gabino Cué? Un buen regalo de día de reyes seria que la secretaria de la contraloría nos diera noticias sobre Germán Tenorio Vasconcelos, inhabilitado por 10 años para ejercer un cargo público y poder gozar sin problemas del dinero hurtado al sector salud.

Se calcula que Germán Tenorio Vasconcelos, desvió dos mil millones de pesos y que más de 100 obras hospitalarias no fueron concluidas.

45 empresas “fantasmas” dedicadas supuestamente a la construcción fueron descubiertas. Solo dos hospitales fueron concluidos en la administración anterior. El hospital de la mujer en Coyotepec lleva 3 sexenios de gobierno sin avance alguno, aunque se presentaron facturas millonarias de infraestructura.

La Secretaria de la Contraloría tiene enorme reto en los delitos de corrupción cometidos contra el sector salud. Transparentar el desastre ocurrido en la anterior administración es prioridad del Estado.