Lamentos Partidistas

Conforme avanzan las campañas de los partidos, van aflorando actitudes que reflejan, en algunos de ellos, temor por los hechos violentos, como el ocurrido entre priistas y perredistas en la delegación Cuajimalpa, por mencionar el más reciente.

Otras actitudes, no violentas, han sacudido y producido lamentos y quejas de dirigentes políticos en el PRI, PAN y PRD, por la propaganda utilizada hábilmente por Morena, y en la que lo subliminal prevalece. Me explico: El líder supremo de Morena, López Obrador, que no está jugando para ningún cargo de elección, pero que si lo hará para las elecciones del 2018, esta presente gracias al hábil trabajo realizado por Mandoki, que sabe del diseño y aplicación de propaganda política efectiva y de impacto. López Obrador aparece en (casi) todas las fotografías de los candidatos de Morena, acompañándolos, apoyándolos, y presentándolos; de esa forma, el electorado tiene presente su imagen y su mensaje que permite memorizarlo.

Las acusaciones de sus detractores no se han hecho esperar, los lamentos ante el INE se escuchan en todas partes. Pero, a decir verdad, las acusaciones no resisten la realidad de lo que ocurre. Personalmente no encuentro frase, mensaje, propuesta o lo que usted diga, que indique que el tabasqueño se esté postulando para la próxima candidatura presidencial, salvo cuando afirmó a los medios que si jugará para el 2018; pero en la propaganda diaria, no hay propuesta de esa aspiración. Ya lo dijo y ya. Conociéndolo, estudiando sus estrategias, sabemos que está jugando, aunque no oficialmente, desde cada una de las trincheras de los candidatos de Morena; aparecer es enviar un claro mensaje: “Aquí estoy”.

Los datos así lo reflejan, las encuestas de Mitofsky, afirman que Morena va en ascenso, lo que revela que la estrategia de propaganda funciona, y no es por otra cosa, pero para ser más claros: los candidatos de Morena aparecen arropados por un líder político conocido, en tanto que en el resto de los partidos no. No hay liderazgo que impacte, salvo el de Morena, para infortunio de los que no han sabido o no han querido construirlo. Las consecuencias están a la vista…

El PAN se propuso actuar a sabiendas de que el propósito es ganar el mayor número de candidaturas, así que pactaron tregua y a trabajar; a Calderón y a Moreno Valle se les ve apoyando a los candidatos panistas, promoviendo su imagen y arropando a sus candidatos.

Haciendo política, impulsando candidaturas, y sorteando las reglas del juego es la forma de ganar, utilizando herramientas adecuadas, como lo es una efectiva e inteligente propaganda política, tal y como la define el COFIPE Art. 82 que dice: “Se entiende por propaganda electoral el conjunto de escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante la campaña electoral producen y difunden los partidos políticos, los candidatos registrados y sus simpatizantes con el propósito de presentar ante la ciudadanía las candidaturas registradas”.

El COFIPE es preciso en la regla. Sería conveniente que los liderazgos partidistas en lugar de lloriquear, propongan acciones, proyectos y programas y no consignas aldeanas que nada inteligente dicen.

Señores, hay que trabajar y dejar de gimotear, entender muy claramente que un partido político debe ser una institución dinámica, actuante, en constante movimiento.