Timing

Duro debate social se desató, por varios días, en todos los medios de información como en las redes sociales, en torno al dictamen de la Ley General de Aguas que privatizaría el suministro y la construcción de infraestructura de agua en todo el país.

Al inicio de su gestión, hace ya casi tres años, esta legislatura que está por terminar, dio entrada a la iniciativa que debería haberse discutido el martes pasado. Pero, sucedió que no fue así, y no lo fue porque un asunto tan delicado como lo es el agua, provoco las más duras oposiciones, no solo de los partidos de oposición y “políticos en campaña”, como afirmó el encargado de la Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, sino también de ambientalistas, intelectuales y organizaciones de izquierda no partidista, que decir de las redes sociales que “colgaron” a los diputados “privatizadores” de la picota por su intención a favor de los intereses privados de las multinacionales.

Los opositores, que de ninguna manera son de “lento aprendizaje”, como afirmó el protagónico legislador; por el contrario, estamos hablando de académicos y especialistas sobre el tema, tanto de México como de Canadá. De manera que los agresivos calificativos del responsable de la Coordinación Política de la Cámara de Diputados, se deben a un malestar causado porque las cosas no marcharon como se tenía calculado por parte, eso sí, de los partidos PRI, PAN y PVEM. Sus intereses políticos salieron lastimados al tener que dar marcha atrás al atractivo negocio que significaría vender el agua a la nación por compañías multinacionales.

Es importante destacar que Alejandro Sánchez, diputado del PRD, amenazó con que la izquierda más radical movilizaría a sus militantes fuera de San Lázaro para ingresar al recinto parlamentario, a fin de obligar a los legisladores a corregir lo decidido, es decir, el atentado privatizador en contra de la nación. Destacan también, las opiniones de especialistas como Adrian Ortega, hidrogeólogo de la UNAM, que no tiene “lento aprendizaje”, cuando afirmo que la CONAGUAes una de las instituciones más corruptas que hay en el país.” Por su parte, el Rector de la UNAM, José Narro Robles, recibió un documento con más de 500 firmas de especialistas y profesores que alertan lo que consideran un “atentado” contra la investigación cientifica, y tampoco estamos citando a académicos de “lento aprendizaje.

De manera que las ofensivas declaraciones del Diputado Beltrones, han caído por su propio peso cuando él mismo tuvo que declarar a los medios que se posponía por tiempo indefinido el debate y, en su caso, la aprobación de la nueva Ley General de Aguas; añadiendo que la decisión se tomó para contrarrestar la “desinformación” que del asunto tienen algunos “políticos en campaña.

Así que el debatido asunto por la opinión publica, y no por los diputados, fue retirado de la sesión del pasado martes, por acuerdo de las fracciones parlamentarias de la Cámara de Diputados, no sin el enojo de los legisladores promotores del dictamen. Sin embargo, los diputados del berrinche deberían reflexionar al respecto un poco más, sobre todo, cuando son de “rápido aprendizaje.” Veamos: subir a debate un tema como el agua no es cosa fácil, sobre todo, cuando las reformas aprobadas por esta legislatura, hasta este momento no han sido concretadas, por el contrario, el escenario que se había, incluso, festejado por el ejecutivo y su partidazo, no se materializó, por el contrario, la adversidad sorprendió a los planes y programas energéticos, económicos, corrupción, por lo que se tuvo que dar marcha atrás.

El costo de lo sucedido en esos rubros, incluyendo el de seguridad y la reducción del gasto público, ha sido mayúsculo, la baja de popularidad y aceptación del Presidente Enrique Peña Nieto así lo demuestra, y para acabar de empeorar las cosas, nuestra moneda, el peso, se devalúa cada día, y el Secretario de Hacienda no acierta una. ¿Cómo entonces, podría ganar un debate el partidazo y sus satélites?, más bien hubieran ido al matadero legislativo, sobre todo, cuando las elecciones intermedias están tocando la puerta. Así que en lugar de enojarse, la prudencia y la reflexión son más aconsejables.

Los políticos ingleses y los estadounidenses, aportaron una práctica que es una herramienta muy valiosa en el quehacer político, y quienes lo practican, deberían tenerla siempre presente: El Timing, que significa el compás, la medida del tiempo, la sincronización, el ritmo, la cadencia, etc.

El ideólogo Jesús Reyes Heroles, decía: “Ni antes ni después, sino a las 12 en punto. De manera que haber utilizado esta herramienta, fue lo correcto, ya que por ahora el momento no era el adecuado. De haberlo hecho, de haber prevalecido la necedad, se hubiera prendido el infierno y el jefe supremo del partidazo no lo hubiera soportado.

One comment

Comments are closed.